Archivo de la etiqueta: Rafik Shami

CINCO “NOVELAS PUZLE” PARA DEJARSE LLEVAR

La estructura puzle, o estructura mosaico, es una de las más atractivas de la literatura. Son novelas que se componen de pequeños fragmentos que se van acumulando en la conciencia del lector, encajando poco a poco como un puzle. Sin embargo, en una buena novela con estructura puzle, el lector no se despista ni se aturulla.  Al contrario, acaba sintiéndose arrastrado por todo ese río de pequeñas piezas, donde suelen mezclarse personajes, tiempos, vivencias… y, sin apenas esfuerzo por encajarlas adecuadamente, se va construyendo ante sus ojos el puzle completo, ya sea este la vida de una personaje, una lugar en determinada época, una historia de amor…

Las novelas puzle nos envuelven y nos zarandean con su fuerza. A través de ellos fluimos sin remedio. Aventúrate, déjate llevar. Estos son las cinco que te proponemos y estos son sus comienzos: Sigue leyendo

NARRADORES DE LA NOCHE de Rafik Shami

01-narradores-de-la-noche

 

Es triste conocer un país únicamente por convertirse en escenario de una guerra terrible. Desconsolador, atribuirle términos como destrucción, abandono, dolor o huida. MILHOJAS se rebela contra esto y desliza una alfombra mágica que nos trasladará a otra Siria, la de imponente y hermosa cultura. Como en tantas ocasiones, un libro nos procura la magia, Los narradores de la noche.

Nacido en Damasco, Siria, en 1946, Rafik Schami es un científico de formación. Colaboró en periódicos y escribió algunos cuentos hasta que emigró a Alemania en 1971, donde trabajó en la industria desde que se licenció en Químicas. Sin embargo, la escritura se convirtió en su dedicación a partir de 1982. Escribe en alemán, aunque los temas se ambientan en Siria. Entre sus obras más reconocidas encontramos: “El honesto mentiroso”, “Viaje entre la noche y la mañana”, “Esto no es un papagayo”, “Cuentos de Malua”, “la caja mágica”. Pero hemos elegido Los narradores de la noche porque en sus palabras escritas se recupera la fascinación por la palabra hablada, escuchada, por el arte de contar historias y los lazos de amistad que crea y mantiene más allá del tiempo y la distancia.

No desperdicies tus palabras, Salim, amado mío. Las palabras son una responsabilidad.”

Salim, un anciano que había sido conductor de diligencias entre Damasco y Beirut, contaba historias como nadie. Un chiquillo que fue testigo de su Sigue leyendo