Archivo de la etiqueta: microrrelatos

SOMOS RAROS. Microrrelatos (que tienen un poquito de ti)

Marina Núñez es artista y profesora en la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Vigo. En sus creaciones podemos asomarnos a la impureza, el desequilibrio, el trastorno que va unido al ser humano. En ellas, los sujetos humanos se deforman y alejan del canon, como un intento constante de huida de sí mismos. Ante ellas, sentimos y comprendemos que lo ajeno, la “otredad” forma parte de nosotros mismos. ¡Qué perturbadora es la contemplación de sus locas, sus ciborgs, sus sirenas…! Sigue leyendo

CASA DE MUÑECAS, de Patricia Esteban

CASA DE MUÑECAS, de Patricia Esteban Erlés.  Ilustrado por Sara Morente.  Páginas de espuma.  Reseña escrita por María Perisé (1º Bachillerato)

Patricia Esteban Erlés con este su primer libro de microrrelatos consigue llevarnos a lo más profundo de nuestro ser donde anidan, adormecidos, sentimientos y deseos que jamás llevaríamos a la práctica si no fuera a través de un juego y por qué no, a través de una Casa de Muñecas de la que nos servimos para que nuestra imaginación no pare de crear.

Si hay un juguete deseado y añorado por todas las niñas cuando somos pequeñas es, sin duda,  una casa de muñecas que nos permita plasmar en esos seres minúsculos que la habitan nuestros sueños construyendo al mismo tiempo una vida paralela a la nuestra, donde se pone de relieve y sacamos a la luz  nuestros conflictos. Sigue leyendo

TULA

Miro por la ventana de un aula y veo a un grupo de alumnos en el patio jugando a “tula” entre risas y gritos.  A veces las palabras tienen el poder de llevarnos en volandas hasta la infancia y la adolescencia y ese viaje suele ir acompañado de un regusto a nostalgia.

Este viernes os queremos dejar un regalo muy especial.  Un relato de Félix Albo contado con palabras y con imágenes. Escúchalo atento y abre bien los ojos, porque sus palabras, a veces estremecedoras, tienen varias capas, como las cebollas.

Si quieres, puedes leerlo AQUÍ y si te apetece seguir los cuentos que publica de vez en cuando, visita su blog.

LOS MISTERIOS DEL SEÑOR BURDICK ( y III)

Y continúan los microrrelatos basados en las ilustraciones de Señor Burdick.  Esta es la última entrega.  Si quieres ver las dos anteriores, pincha AQUÍ y AQUÍ.

SOLO POSTRE

Solo postreAcercó el cuchillo y se iluminó aún más.  Al cortar la calabaza por la mitad, descubrió que dentro había una luz cegadora que no le dejaba ver lo que había en el interior.  Siguió la luz y cuando por fin consiguió aclararse la vista, se dio cuenta de que ya había cruzado al otro lado.  (Andrea, Enock y Yaiza, 2º ESO C)

Sigue leyendo

LOS MISTERIOS DEL SEÑOR BURDICK (II)

Los relatos del señor Burdick se perdieron, pero los de nuestros alumnos  están recién escritos.  Seguimos con los relatos creados a partir de las ilustraciones del señor Burdick.

HUÉSPEDES SIN INVITACIÓN

Huéspedes sin invitaciónSu corazón latía desbocado.  Estaba seguro de que había visto girar el tirador de la puerta.

Sudaba y se removía en la cama dando vueltas hasta que su madre lo despertó  de la terrible pesadilla.  Le dijo que había ratas en el desván.  Subió con una linterna y el matarratas.  Cuando iluminó a las ratas se metieron a la despensa por un agujero de la pared.  Iba a abrir la puerta pero oyó un ruido extraño.

Su corazón latía desbordado.  Estaba seguro de que había visto girar el tirador de la puerta.  (Carlos, 2º ESO B) Sigue leyendo

LOS MISTERIOS DEL SEÑOR BURDICK (I)

El señor Wenders está ahora jubilado.  Pero en otro tiempo trabajó seleccionando historias e imágenes que luego se convertirían en libros.  Hace treinta años se presentó en su oficina Harris Burdick, que había escrito catorce cuentos y dibujado un montón de ilustraciones para cada uno de ellos.  Le enseñó a Wenders una ilustración de cada libro, y el editor quedó tan fascinado que le pidió a Burdick que le mostrara los cuentos. El señor Burdick prometió volver al día siguiente con los relatos, pero nunca más regresó ni se supo nada más de él.  Su desaparición no fue el único misterio que dejó.  También desaparecieron para siempre esas catorce historias cuyas ilustraciones tanto habían maravillado a Wenders.  Pero Burdick dejó algunas pistas:  a cada ilustración le acompañaba el título del relato y una frase.  Desde entonces miles de personas se han inspirado en ilustraciones, título y frase para inventar sus historias: divertidas, misteriosas, espeluznantes, poéticas, tiernas…

También nuestros alumnos de 2º ESO han inventado algunas historias mínimas sobre estas ilustraciones. Hemos mantenido los títulos y algunos han elegido la frase (en cursiva) para iniciar el relato; otros, para terminarlo.  Empezamos aquí una serie de entradas donde publicaremos los mejores, al lado de cada una de las maravillosas ilustraciones  del señor Burdick.

ARCHIE SMITH, NIÑO MARAVILLA

Archie Smith, niño maravilla.

Una vocecita preguntó: -¿Es él?  Ella dijo “sí, es él” mientras volaba hacia el niño haciendo movimientos extraños con las manos.  Segundos más tarde, las dos hadas y Archie desaparecieron.

Cuando Archie despertó se dio cuenta de que no estaba en su cuarto.  Desconcertado, se levantó y dijo “¿Dónde estoy? Una vocecita que salió de la nada contestó: “En el País de las Hadas, ¿no lo recuerdas? Hay que tener cuidado con lo que se desea”.  (Sara y Mario, 2º ESO B) Sigue leyendo

EL MUNDO NO ESTÁ HECHO DE ÁTOMOS, ESTÁ HECHO DE HISTORIAS

IMG_3547 copia“El mundo no está hecho de átomos, está hecho de historias” nos dijo Eduardo Galeano. Y lo tenía tan seguro que para demostrarlo nos contó decenas, cientos de historias. Y sí, es cierto: si cerramos los ojos y atisbamos dentro del pecho lo que vemos no son átomos, sino historias: que nos constituyen, nos alientan, nos reconfortan, nos despiertan, nos sueñan, nos consuelan, nos hacen ser lo que somos. En esta semana triste en la que Galeano nos ha dejado un poco más solos, queremos que leas un de sus historias más especiales. Sigue leyendo

RECONOZCO QUE FUI YO

Yolanda Mosquera

Esta ilustración es de Yolanda Mosquera y se titula “Hay libros en blanco donde vamos escribiendo nuestra vida”. (http://bibliolectors.tumblr.com/)

Y no solo “Reconozco que fui yo“. También “Nos apretaba la mano dulcemente“, “De repente, me di la vuelta“, “Cerré la puerta de golpe“, “Ya vienen -dijo en un susurro” y “No tengas miedo, todo irá bien“.  Nuestros alumnos de 2º ESO eligieron una  o varias de estas frases y escribieron un microrrelato con ellas, utilizándolas en cualquier posición.  Y no ha sido ninguna sorpresa constatar que, excepto un alumno (que no acaba de darse cuenta de que el atajo de copietear en internet solo le perjudica a él),  todos los demás lo han intentado con maravillosos, divertidos o aterradores resultados.  He aquí una selección de los 15 mejores microrrelatos, ordenados según su extensión:

 

DIABETES           Nos apretaba la mano tan dulcemente que, de repente, nos subió el azúcar.

¡No tengas miedo, todo irá bien!  -eso le decía yo.  Ahora no tengo a quien decírselo.
 
PROMESAS INCUMPLIDAS        No tengas miedo, todo irá bien, le decía cuando le ponía el anillo en el dedo.
 
¡HASTA LA VISTA!         Nos daba la mano dulcemente.  Ese nuevo ser blanco que había pisado por primera vez nuestra tierra.
 
Aquel día todo cambió.  Estaba sentada en el sofá de mi casa tranquilamente, cuando de repente me di la vuelta y vi a mi gato volando.
 
Nos apretaba la mano dulcemente.  Cuando cumplimos los dieciocho años lo denunciamos. “No tengas miedo, todo irá bien”.  Eso dijiste.  Y mírate ahora.
 
Le apretaba la mano dulcemente y le decía “no tengas miedo, todo irá bien”.  Al día siguiente estábamos todos en su funeral y sí, reconozco que fui yo.  La maté a besos.
 
Reconozco que fui yo -asintió la sombría figura en la fría sala.  Y en ese momento, tras la declaración, la muerte fue finalmente declarada culpable del asesinato del anciano que sufrió ese infarto.
 
Ella lo miraba sin entender cómo podía amarlo tanto. Él rezaba cada día por un minuto más a su lado.  Pero todo acaba, todo tiene un final.  Él, antes de cerrar los ojos, le dijo: no tengas miedo, todo irá bien.
 
EL PARTO       Reconozco que soy yo.  Yo soy la que os cantaba tantas veces.  La que pensaba cómo estaríais cada minuto que pasaba.  La que estuvo  tantos meses a vuestro lado.  La que…  De repente abrió los ojos, y le dijeron en un susurro: ya vienen. 
 
SI NO HAY MÁS REMEDIO…       Cerré la puerta de golpe, cabreado y un poco asustado por lo que me acababan de decir.  Pero luego me adentré en mis pensamientos y me dije “¿Por qué no?”  Me levanté de la cama, me puse los zapatos, salí de mi cuarto y me fui al dentista.
 
De repente me di la vuelta y ahí estaba ella.  Lo mejor de mi vida, la razón por la que me despierto todos los días, la que me consuela cuando me caen esas pequeñas lagrimitas por la cara.  Sinceramente, y lo digo de corazón, está buenísima.  Ahí estaba ella, mi hamburguesa preferida.
 
Ya vienen -dijo en un susurro.  Entonces corrieron asustados y se escondieron en un pequeño armario.  Los niños rezaron para que no los encontrasen.  A él le entraron ganas de toser y su hermana intentó impedirlo, pero ya era demasiado tarde.  Tosió y las dos grandes figuras los encontraron.  Los niños suplicaron, pero no había remedio: era la hora del baño.
 
Corría sin mirar atrás.  A su paso, dejaba de lado la inmensidad de la jungla, mientras escapaba de su captor.  Intentaba concentrarse en no caerse y no pensar en el pelo negro y brillante de la pantera que le perseguía.  De repente, tropezó con una roca y el animal le dio alcance.  Fue consciente de que ya no le quedaba ninguna vida y entonces apareció en la pantalla “game over”.  La partida había acabado.
 
ESCUELA CALLEJERA         Soledad, tristeza, ilusión… es lo que transmitía aquel hombre mientras me apretaba la mano dulcemente, con ternura, ansioso por demostrar que sabía y padecía como el resto de la humanidad.  Quién me iba a decir que tras aquella máscara de mugre y sudor comprendía con una sola mirada el tormento que aflige al alma humana.  Y todo comenzó con una buena acción, yo pensaba que le ayudaba pero aquel erudito de los suburbios me dio una lección.  La vida te da lecciones.  Otra cosa es que las aceptes.

 

LÍMITE: 10 PALABRAS

lmites3

La revista on line SMITH realizó hace años una curiosa propuesta a sus lectores: escribir su autobiografía en seis palabras.  La propuesta tuvo tanto éxito que hasta se editó un libro con el resultado (Not quite what I was planning: 6-words memoirs by famous and obscure writers).

Nosotros se lo hemos propuesto a nuestros alumnos de 1º y 2º de ESO -con un margen de entre 6 y 10 palabras- y el resultado ha sido sorprendente, desde la sencilla y optimista Yo soy feliz como una perdiz hasta la cuando menos perturbadora La vida es divertida, pero no en mi casa.

Estos son algunos de los resultados:

Legarre en el instituto, Ana en casa, soñadora de noche
Esa persona que necesita tu ayuda.
Queriendo ser algo en la vida pero no soy nada.
Todo es vivir y morir.  Mientras tanto, soy feliz.
Estoy aquí, delante de ti, pero sigues sin verme.
Tímida e impaciente, pero contenta de ser quien soy.
Es mejor vivir hoy y pensar mañana.
Riendo por fuera, soñando por dentro.
Esperando que algo cambie en mi vida.
Dormir, levantarse y ver todo oscuro.  De eso trata todo.
Viviendo en una casa de locos.
Yo soy feliz como una perdiz.
Vivo en la rutina como si tuviera sesenta.
“Mañana será un día mejor”.  Eso decía yo.
Día y noche da igual.  Solo viciarme a la Play.
La vida es divertida, pero no en mi casa.
Luchadora del día a día, en este mundo tan pequeño.
Hip Hop y Rap como forma de vida.
El kárate es mi vida entera.
La libertad que deseo ¿dónde está?
Lucho por lo que quiero llegar a ser.
Soy un tiovivo de ideas: pienso y me mareo.
No uso el negro, pues es oscuro y paralizador.
La esperanza mantiene mi vida en equilibrio.
Gimnasia y manualidades: dos actividades que alegran mi vida.
Ser joven y tener que estudiar es una mierda.
Instituto, comer, whatsapp, ducha y dormir.
Más calle que casa, más a pata que en coche.
Con errores y aciertos, sigo adelante.
No supe qué decir a esa persona.
Fútbol, una pasión; patinaje, una afición.
Paso toda mi vida corrigiendo errores.
A la tercera va la vencida.  En mi caso es diferente.
Soñar un día y al siguiente la realidad golpea fuerte.
Si nos pillan diré que ha sido todo culpa tuya.
 

¿Te atreves  tú a intentarlo?

UN CUENTO AL DÍA

un cuento al día

Nulla dies sine línea.   Esta frase latina, que significa “ningún día sin una línea”,  se atribuye a Plinio el Viejo, y aunque él probablemente se refería a que un escritor no debe pasar ni un día sin escribir, al menos una línea, su significado es amplio y versátil: aquí lo queremos entender como “ni un día sin leer, aunque sea una sola línea”.

Para que seguir esta bella máxima latina sea un pequeño placer, queremos poner a tu alcance un blog que a partir de hoy formará parte también de nuestros enlaces.  UN CUENTO AL DÍA, gestionado por Carlos G. Barba, es un blog delicioso donde cada día -llueva, truene, sea domingo 0 navidad-, nos propone un microrrelato, más o menos corto.  Un cuento al día, un regalo al día, una pequeña emoción envuelta en palabras cada día.  ¡Qué suerte!

Bájate la página al móvil y aprovecha para leerlo mientras te tomas el café del desayuno, en el bus o en el tranvía, entre clase y clase, o en ese rato desaprovechado mientras esperas a que se ponga en marcha el ordenador o a alguien que llega cinco minutos tarde. El servicio, el ascensor o junto a un semáforo que tarda en ponerse verde, también pueden ser lugares adecuados.

Desde octubre del 2008 hasta hoy,  más de 1800 microrrelatos a tu disposición: sorprendentes, trágicos, nostálgicos, surrealistas, cómicos, de autores conocidos y desconocidos… Todos elegidos con tiento y delicadeza. Y cada día uno más, ¡somos afortunados!.

Casi casi como si fuera por prescripción facultativa para estar más sano y ser un poco más feliz, tómate  UN CUENTO AL DÍA.

MICRORRELATOS TERRORÍFICOS (o el terror de empezar a crear)

Foto de Chema Madoz

Si Dios creó todo lo que existe, lo que es mucho suponer, qué terror tuvo que experimentar al enfrentarse a la nada. El papel o el documento de word es esa “nada blanca”  a la que se enfrentaron nuestros alumnos más pequeños, los más valientes. Y además lo hicieron dos veces: una vez para escribir y otra para ilustrar.

Durante la primera evaluación del curso 2011-2012 los alumnos de 1º ESO escribieron con sus profesores de lengua microrrelatos de terror que luego ilustraron en las clases de plástica.  El resultado fueron unos microrrelatos de terror que hicieron las delicias de quienes los leímos y contemplamos.

Primero aprendieron la técnica con un DECÁLOGO que les guió por el gran mundo del microrrelato.

Luego se lanzaron a escribir, y de ese despliegue de sangre, muertos y fantasmas vistos a través del tamiz un tanto ingenuo de los alumnos de 1º, resultaron unos microrrelatos a veces terroríficos, a veces inquietantes y a veces… divertidos.  Unas ilustraciones muy especiales terminaron de dar forma a una colección sin duda diferente.

Hemos seleccionado unos cuantos para que los veáis.  Esperamos que os gusten.