Archivo de la etiqueta: francés

CÓMO APRENDÍ A LEER / COMMENT J’AI APPRIS À LIRE, de Agnès Desarthe

Comment j’ai appris à lire es un libro sobre lectura y libros, pero curiosamente, nos cuenta el proceso por el que pasó la autora, Agnès Desarthe, para aprender a leer. En realidad, lo que ella llama leer, nosotros lo entenderíamos como amar la lectura y esa es una de las claves de este libro. Por tanto, no se trata de una conversión sino de una profunda transformación. La que le permitió acceder a aquellos libros que la han ido moldeando y dotando de identidad.

De niña, la autora no leía más que lo que en la escuela se le iba indicando. Leía, sí, pero sin convencimiento, incapaz aún de descubrimientos que le despertasen la necesidad de leer. La autora reconoce en su propio proceso, de qué manera las grandes obras de grandes clásicos la dejaban indiferente en el mejor de los casos, la indigestión que le ocasionaba Madame Bovary alimentaba la sospecha de que todavía no estaba preparada para necesitarlas. Pero también recuerda con profunda gratitud algunos autores que la supieron rescatar del filo de una pendiente en la que, de haberse precipitado, hubiera perdido la oportunidad de vivir a través de los libros. Marguerite Duras, Albert Camus, Marcel Aymé, George Sand o Bashevis Singer. Sigue leyendo

EL INFORME DE BRODECK, de Phillipe Claudel

El Informe de Brodeck.  Ph. Claudel. Ed. Salamandra

En el año 2007, los estuBrodeckdiantes de instituto franceses le otorgaron a este libro un premio de gran reconocimiento en Francia, el premio Goncourt des lycéens. En cuanto os sumerjáis en sus páginas, tanto de la edición francesa original como de la traducida al castellano,vais a entender por qué.  No se trata de un libro amable, para qué engañarse, pero sus páginas contienen misterio, crueldad, desvelo, ternura y cierta esperanza en forma de viaje en carreta que busca la dignidad que hace que la vida humana tenga sentido.

Desde pequeños nos cuestionamos sobre nosotros como individuos y sobre el otro, el que es como yo pero no es yo. Podríamos decir que, en cierto modo, crecer y hacernos adultos consiste en encajar esas piezas que representan los demás en nuestra vida. Por eso, el odio, la envidia, el poder, la explotación, la esclavitud, el desprecio, el prejuicio o la amenaza son ráfagas fatales que terminan por volar y destruir las piezas. El informe de Brodeck nos lleva hasta un pequeño y aislado pueblo alemán en el que tienen lugar dichas ráfagas, un año después de la segunda guerra mundial. Lector, ni sospechas lo que vas a “presenciar” a través del relato, porque no es un libro sobre la segunda guerra mundial, ni sobre el holocausto. Sin embargo, desde el primer hasta el último párrafo te va a arrastrar con Brodeck, hasta sentirle como ese hermano en quien se encarna la humanidad entera.

Para que tengas una idea de cómo el autor concibe su labor de escritor, he entresacado fragmentos de su intervención en un acto público celebrado en el IES Miguel Catalán, en el que lectores y admiradores de Philippe Claudel pudimos preguntarle aquello que más nos interesaba.

« En todos mis libros hay una « conexión”, la preocupación por la naturaleza humana… siempre me ha fascinado esa capacidad tan humana de poder crear lo más fantástico y de poder destruirlo.”

“Nunca escribo con una idea global del libro, de ser así no lo escribiría, pues al conocer la historia que iba a escribir perdería todo mi interés. Para mí, escribir se parece a la labor de un espeleólogo que con una lámpara explora el interior de una misteriosa y magnífica cueva que metro a metro hay que descubrir sin saber si la salida se encuentra al lado o tras muchos metros recorridos”

“Como escritor nunca he tenido la idea de crear una obra global, cada libro es el resultado de una libertad que me lleva a abordar historias muy diferentes.”

“Nace del deseo de buscar una respuesta a cómo se puede continuar viviendo cuando se ha perdido todo.”

“Nunca pienso en el lector cuando escribo, si tuviera la conciencia del lector me paralizarían cuestiones como ¿le gustará? ¿lo entenderá? … la escritura es algo egoísta, contrariamente a la publicación es la que permite “le partage”.

“Soy igual de malo que otros… el escritor es una persona que debe tener imaginación suficiente para ser capaz de ponerse en la piel de personas que jamás será…” Me gusta trabajar sobre las sensaciones, la evasión, pero no para construir una tesis.”

Esperamos que os guste y que os animéis a leerlo en Francés.