Archivo de la etiqueta: FILOSOFÍA

NOS LLEVAMOS LOS POEMAS DEL MES DE MARZO

Aquí están. Como prometimos el viernes, los poemas del mes de marzo han despertado razón y pasión en nuestros alum@s. Nos ofrecen un menú imposible de rechazar. Como delicioso entrante, tenemos este gift que ha creado María Pascual de 2º de BTO A para el poema 26, titulado: Isla Salvaje. 

Con estos pasos en movimiento, que nos recuerdan el inevitable paso del tiempo, es momento de dar las gracias a los alumn@s de 2º de BTO A, B y D, quienes, a pesar de la sobrecarga de estudio que soportan en este curso definitivo, no han dejado de proponer, mes tras mes, sus trabajos creativos en las materias de Filosofía y Psicología. Son la constatación de que la poesía no tiene límites.

 

Anuncios

MARÍA ZAMBRANO, la filósofa etérea

La palabra no destinada al consumo es la que nos constituye, la palabra que no hablamos, la que habla en nosotros y nosotros, a veces, trasladamos al decir”. Claros del bosque

MILHOJAS se ha propuesto liberarse de la tiranía de los días de reconocimiento y homenaje. A pesar de este propósito liberador, a veces cae en la tentación de sumarse a los eventos que celebran hechos, creaciones, aniversarios, merecedores de una conmemoración. Algo parecido nos ha ocurrido un día después del día de la Poesía, con esta entrada que dedicamos a María Zambrano, la filósofa que introdujo la razón poética, uniendo poesía y filosofía en un ejercicio sublime de devoción por la palabra. Sigue leyendo

AMOR AL SABER

72-alvarocalvo

Mensaje de la Directora General de la UNESCO, Irina Bokova, con motivo del Día Mundial de la Filosofía, 17 de noviembre de 2016.

Este año celebramos el Día Mundial de la Filosofía el día siguiente al Día Internacional para la Tolerancia. Esta coincidencia es muy significativa por la estrecha relación que existe entre la tolerancia y la filosofía. La filosofía se alimenta del respeto, la escucha y la comprensión de la diversidad de opiniones, reflexiones y culturas que enriquecen nuestra forma de estar en el mundo. Al igual que la tolerancia, la filosofía es una forma de convivencia dentro del respeto de los derechos y los valores comunes. Representa también una capacidad para ver el mundo a través de una mirada crítica, consciente del parecer de los demás, fortalecida por la libertad de pensamiento, de conciencia y de creencias. Sigue leyendo

EL SEGUNDO SEXO, de Simone de Beauvoir.

simone-de-beauvoir-1952-elliott-erwitt

Presentar un libro como El segundo sexo exige, entre muchas otras cosas, gran responsabilidad. Supone situarse ante el ensayo existencialista feminista más decisivo del pensamiento contemporáneo y mirar de frente a una mujer excepcional, Simone de Beauvoir.

Simone se hace una pregunta que, probablemente, muchas de nosotras nos hemos planteado más de una vez: ¿Qué ha supuesto para mí ser mujer? Esta cuestión tan sencilla es radical, pues las respuestas que las mujeres darían pondrían de manifiesto los obstáculos, silencios, derrotas, renuncias, servidumbres con los que la civilización nos ha ido moldeando durante siglos. Cuestión sencilla pero fundamental, porque hasta haber ganado por lucha y derecho nuestra autonomía, el ser de las mujeres ha sido un ser forjado por otros. El ser propio de un segundo sexo. Así afirma en la p 221: “La mujer se conoce y se elige como la define el hombre

Sigue siendo necesario comprender que ni la naturaleza ni el destino ni los mitos pueden condicionar la realidad de las mujeres. Es un primer paso para reconocer que las mujeres son sujeto, trascendencia, proyecto en libertad que se construye por sí mismo.  Por ello, este ensayo de Beauvoir es de lectura obligada para los hombres, los protagonistas de la historia escrita en masculino plural. La filósofa analiza con la precisión de un cirujano las realidades construidas sobre las características biológicas de la mujer, el enfoque que el psicoanálisis proporciona de la mujer como ser incompleto o mutilado, la perspectiva del materialismo histórico que hermana la lucha de la mujer a la del proletariado, así como las diferentes etapas históricas que, revolución bolchevique incluida, prolongaron la insignificancia de las mujeres en la historia, y los mitos con los que se ha adornado una vida inauténtica, la de la alteridad nunca soberana.

Cuando Simone de Beauvoir escribe El Segundo sexo, las mujeres llevaban décadas de lucha en muchos países de occidente. Sin embargo, aún no se había escrito una obra en la que se hubieran creado las categorías necesarias para tomar conciencia profunda de la realidad femenina y adquirir la carta de naturaleza filosófica que merecía. Su condición de “fille rangée” no le impidió romper esquemas prefijados y aniquilar un destino diseñado por lo que otros esperaban de chicas como ella. Tampoco la sombra proyectada por su pareja, el filósofo existencialista por excelencia y célebre intelectual Jean Paul Sartre pudo eclipsarla.

Simone lo consiguió y,  aunque se la excluya de currículos de Filosofía y  se silencie su palabra precisa y profunda en muchos ámbitos en los que se le desea vacío y olvido, su mirada desafiante permanece orgullosa. Si algún día sus libros fueran leídos en bibliotecas de países donde las niñas no pueden estudiar, si sus páginas dieran fuerza a mujeres que aún no han tomado las riendas de su vida, la mirada orgullosa de Simone,  sonreiría con la complicidad de la hermana mayor que nos ha abierto la senda.

“Que nada nos limite, que nada nos defina, que nada nos sujete, que la libertad sea nuestra propia sustancia”

1º Premio Olimpiada Aragonesa de Filosofía (Fotografía)

Intentar buscar respuestas suele ser complicado para el ser humano. Sobre todo si lo que buscamos es respuestas que nos proporcionen sentido. Sin embargo, aún puede ser más complicado formular preguntas, si lo que pretendemos es cuestionar el sentido de algo. Los alumn@s sorprenden a menudo, no sólo responden y cuestionan, sino que algunos, sin duda valientes, se han atrevido a plasmarlo en fotografías realizadas por ellos mismos.

Naturaleza y cultura, ¿Qué nos hace ser quienes somos? Es la pregunta sobre la que han reflexionado y cuestionado, la que ha desencadenado su curiosidad al mirar al mundo y detenerlo en un instante para hacer una foto. Y una de ellas, la de Andrea Domínguez (1ºBto C) ha gustado tanto, que ha merecido el primer premio de la II Olimpiada Aragonesa de Filosofía. ¡Enhorabuena! No hay mejor despedida hasta la vuelta de vacaciones.

 

 

Quién no ha pensado alguna vez…

1357758195_902930_1357758525_noticia_normal

Cuando empezamos nuestras primeras incursiones en la Filosofía, profesor@s y alumn@s estamos a la expectativa, cautelosos. Los primeros, con la sensación de ponerse a prueba un curso más en la extraña labor de ayudar a que los segundos entren en el universo del saber filosófico. Los segundos, en la no menos desconcertante tarea de adentrarse en él, a pesar de recelos, prejuicios y perezas. Es tanta la cautela de ambos, que sus tanteos parecen los de una pareja de ciegos que intentara conocerse por primera vez. Sucumbir a esta tensión del inicio es hermoso pero conlleva riesgos como llenar horas de clase justificando el valor de la filosofía para que los principiantes se amolden a la nueva materia, cuando el que realmente parece necesitar esta justificación es el ministro de educación.

Sin embargo, un cambio de perspectiva logra que los profesor@s de Filosofía  recuperemos las palabras de Aristóteles: “Si los hombres filosofaron para huir de la ignorancia, es claro que buscaban el saber en vista del conocimiento, y no por utilidad alguna.” Aristóteles, Metafísica 982b 10-25. En pocos días, ante la menor oportunidad, comprobamos que los chic@s que se sientan en las aulas llevan cuestiones filosóficas dentro, que el hecho de filosofar no es tan extraño, pues de forma bastante natural se ofrece como respuesta a unos estímulos mínimos.

“¿Quién no ha pensado alguna vez…?”  Ha sido el  estímulo que  ha desencadenado todo. Una pregunta tan sencilla como importante, inacabada, para que ellos la prolongasen con sus propios “cuestionamientos”. Esos que uno mismo sospecha que no son específicos de ninguna materia estudiada hasta entonces, pero que, en tanto que seres humanos, van ligados a nuestra existencia. El resultado han sido  unos textos en los que, sin saberlo, han filosofado. Pues bien, aunque todavía queda lo más complicado, la exploración del universo filosófico con el máximo deleite y el mínimo daño posibles, éste es un buen comienzo para un nuevo curso!

 

LA PIEL FRÍA de Albert Sánchez Piñol

ACARICIANDO LA PIEL DEL OTRO.La piel fria

Nunca estamos infinitamente lejos de aquellos a quienes odiamos. Por la misma razón, pues, podríamos creer que nunca estaremos absolutamente cerca de aquellos a quienes amamos. Cuando me embarqué ya conocía este principio atroz. Pero hay verdades que merecen nuestra atención, y  hay otras con las que no conviene mantener diálogos.

Para los que tratamos a los libros como si fueran personas, suele ser una necesidad escribir una breve presentación antes de empezar a disfrutar de su lectura y todo lo que ella conlleva. Manía probablemente inapropiada porque, como las personas, los libros hablan por sí solos. La intención no es otra que invitaros a disfrutar de uno de los relatos más inquietantes que se ha publicado en nuestro país en los últimos años.

Si os dijéramos que se trata de un libro de aventuras, de un viaje de ida sin retorno de un rebelde sin patria, del enfrentamiento con seres monstruosos que inesperadamente surgen del océano, de la supervivencia en una diminuta isla que ha sido relegada al olvido, no faltaríamos a la verdad pero nos quedaríamos en la superficie de un libro que tiene piel.

Nuestro protagonista no imagina que lo peor de su destino en la isla no es la soledad sino el miedo incontrolable, semilla de una nefasta relación con lo desconocido, los citauca. El instinto sustituirá a la reflexión y sólo cuando retroceda a favor de ésta la historia dará un giro de 180 grados. Los primeros encuentros violentos entre los humanos y los monstruos del mar son relatados como escenas dantescas en las que la violencia es la expresión misma del pánico y la consecuencia del instinto de supervivencia. No hay espacio para dudar, para cuestionar, para buscar el sentido de los días y las noches que se suceden en la isla. Todo se reduce a la destrucción de lo “diferente”, que en aquellas circunstancias se traduce por “enemigo”.

Cuando la memoria de nuestro oficial atmosférico le devuelva a sus años en Irlanda, aquellos en los que su tutor se empeñaba en sacar de él todo lo que un ser humano tiene dentro para comprender al otro, como única vía de auto-conocimiento, su conciencia se preguntará: “Y si fueran algo más que monstruos?”. Y esta cuestión desencadenará los cambios drásticos en el personaje y en la isla, pues cuanto más crece en él el deseo de conocer al enemigo, más decrece el ansia de exterminio que le había guiado en su estancia en la isla hasta ese momento. Por ello, cuando Aneris entra en escena, se pone a prueba la “humanidad” de nuestro protagonista en su denodado esfuerzo por descubrir una realidad inalcanzable, la de Aneris y su mundo, por otro lado, tan necesario.

El  entorno de esta historia es determinante en el relato. El océano que rodea a la isla es en  cierto modo la disolución de la patria. El protagonista es un rebelde irlandés que crece respirando el nacionalismo que se alimenta del odio a lo británico y se estrella contra sí mismo. Su exilio en la isla pone “océano” por medio entre su pasado y su presente, a la vez que se le desvelará como el vientre misterioso de donde surgen las más inquietantes criaturas. Por otra parte, la isla que será su destino es una isla olvidada en los mapas, en las rutas marítimas, en la mente de los marineros. Olvido que acrecienta más si cabe esa soledad inherente al ser humano  por la que sabemos que por más que nos esforcemos siempre queda algo de nosotros mismos  inasequible a los demás.  Batís, el compañero náufrago que encontrará en ella y  él, el oficial atmosférico, son dos islas olvidadas en el océano de la humanidad. En cuanto al faro, no deja de ser paradójico que sea un edificio emisor de luz el que guarde tanta oscuridad en su interior. La luz del faro se proyecta sobre el horizonte, es decir,  sobre una línea más imaginaria que real, pero no sobre la propia isla. De la misma manera que sus dos habitantes proyectan luz y lógica sobre las estrategias de ataque y defensa manteniendo a oscuras la reflexión serena, la claridad del raciocinio que podía conducir su existencia en la isla a un sentido más auténtico.

Por todo ello, la lectura de La piel fría, nos evocará otras obras literarias en las que también  islas, faros y océanos han sido protagonistas: Robinson Crusoe, Los viajes de Gulliver,, Viernes o los límites del pacífico, La isla de los zurdos, Veintiún leguas de viaje submarino, La isla del doctor Moreau o El señor de las moscas, son libros maravillosos que Daniel Defoe, Jonathan Swift, Michel Tournier, Alexandre Jardín, Julio Verne , H.G.Wells  y W.illiam Golding nos han regalado.

Si os adentráis en este libro, descubriréis fascinados  que la piel de este libro es tan fría como profunda. Volviendo la última página, lograréis ser más conscientes de que los seres humanos somos seres con la textura de la contradicción, que se tantean a sí mismos en el odio y la violencia así como en el compañerismo y el compromiso. En la esperanza de los ideales y  en la amarga frustración, en la soledad que aísla y fabrica fronteras y en la necesidad de comprender al diferente, en la esclavitud instintiva con la que el miedo nos anquilosa y en la libertad que la reflexión y la confianza procuran.

 

Las meditaciones de Marco Aurelio.

¿Y Por qué no un clásico?
MEDITACIONES. Marco Aurelio.

Marco-Aurelio-II

Imagina un emperador romano del s. II, en su tiempo libre, liberado de los compromisos ligados a su cargo. Imagínalo reflexionando sobre lo que puede interesar a cualquier ser humano: la vida, la muerte, la amistad, la naturaleza de las cosas, lo bueno, lo malo… es decir, filosofando. Han pasado muchos siglos pero, sorprendentemente, sus reflexiones nos resultan próximas, no en vano, la filosofía estoica que Marco Aurelio representa dejó una huella incuestionable en nuestra cultura. Incluso los lectores encontramos en sus palabras una familiaridad que trasciende los avatares de la historia y de nuestros antepasados. Nuestro emperador filósofo llega al ánimo de cualquier persona, como un amigo de agradable conversación, amplia experiencia y trato exquisito.

Las Meditaciones de Marco Aurelio son un texto clásico muy recomendable para cualquier lector y su compañía es inestimable en esos ratos en los que la mente se evade en  el murmullo del agua, en el frescor de la nieve o en la tibieza de la brisa.

“¿Qué pequeña parte de tiempo ilimitado y abismal se ha asignado a cada uno? Pues rapidísimamente se desvanece en la eternidad. ¿Y qué pequeña parte del conjunto de la sustancia, y qué ínfima también del conjunto del alma? ¿Y en qué diminuto terrón del conjunto de la tierra te arrastras? Considera todas esas cosas e imagina que nada es importante, sino actuar como tu naturaleza indica y experimentarlo como la naturaleza común conlleva.” (Libro IV)

Mostrando la aceptación de su final como algo natural y esperable, va destilando esa imperturbabilidad estoica que conocemos como ataraxia. Sin embargo, creo que saberse leído por jóvenes y no tan jóvenes del s. XXI le conmovería, siquiera un poquito.

El 13 de julio de 2009, a las afueras de Viena, a orillas del Danubio, con motivo de las obras de una línea del tranvía, encontraron unos pergaminos que parecen contener una parte de las memorias del emperador Marco Aurelio. Allí pasó sus últimos días, defendiendo la frontera del imperio, mientras se agravaba su enfermedad día a día y asumía su muerte: “Gran Danubio… arrástrame donde quieras”.

Por nuestra parte, un par de sugerencias antes de leer a Marco Aurelio. Escuchar el programa que radio 3 le dedicó este 29 de septiembre y leer el breve artículo de National Geographic. Y ahora sí, dejémonos arrastrar por el río de la lectura de estas meditaciones, si son las primeras no serán las últimas. Es una ocasión preciosa para adentrarnos en una mente extraordinaria que página a página se nos hace transparente.

TIEMPO LIBRE

Joseph Branguli

Tiempo libre, maravillosa asociación de palabras y significados que la filosofía aprecia en todo su valor, pues aunque a veces pesen demasiado sobre nosotros, los seres humanos somos tiempo y libertad.

El artículo 24 de los Derechos humanos dice que todos tenemos derecho al descanso, al disfrute del tiempo libre, a una limitación razonable de la duración del trabajo y a unas vacaciones periódicas pagadas. Ha llegado el verano y dentro de poco todos tendremos ocasión de disfrutar de tiempo para LEER, descansar, conocer otros lugares, otras personas, volver a ver a familiares y amigos, ir a exposiciones, al cine, al teatro, al pueblo. MILHOJAS espera que este verano sea estupendo para todos, pero se acuerda especialmente de aquellos profesores  que no podrán seguir enseñando el curso que viene porque, como millones de españoles, no tendrán trabajo. Todo se complementa, el derecho al tiempo libre es tan necesario como el derecho a un trabajo digno, derecho irrenunciable en peligro de extinción en nuestro país.

Los alumnos de 4º ESO han realizado unos vídeos magníficos sobre los DDHH. Aquí podéis ver el vídeo de Daniel Vidal Holst sobre el artículo 24.


(La fotografía en blanco y negro es de Joseph Branguli)

FICCIÓN SOBRE JOHN RAWLS

rawlsJohn Rawls (Justice as Fairness. 2001) es uno de los filósofos contemporáneos más implicados en el proyecto de una Ética que hace de la Justicia su piedra angular.

Rawls propone una idea de ciudadano razonable que se corresponde con su visión de la naturaleza humana. Al contrario que Hobbes, considera que al menos poseemos la capacidad de la tolerancia genuina y el respetuo mutuo. En nuestra naturaleza radica, pues, la esperanza de un pluralismo razonable en las sociedades democráticas.

Defiende una idea de Justicia que describiría completamente cómo deberían funcionar las principales instituciones sociales, con el fin de garantizar a todos los ciudadanos el equilibrio entre libertad e igualdad. Se basa en dos principios: El primero afirma que las leyes han de garantizar las libertades y derechos básicos de todos los ciudadanos. El segundo se desdobla en dos: el pº de igualdad de oportunidades y el pº de diferencia. Ambos garantizan, respectivamente, que todos los ciudadanos tendrán las mismas posibilidades económicas y educativas y que las posibles decisiones políticas diferenciadas serán con vistas a beneficiar a los más desfavorecidos.

MILHOJAS espera que os guste este relato ficticio sobre la vida de J.Rawls que han escrito unos alumnos de 4º ESO.Un acercamiento creativo y atrevido a este filósofo que constantemente nos invita  a reflexionar sobre la justicia.

http://issuu.com/mjpicot/docs/relato_sobre_john_rawls?mode=window

La imagen pocede de<br />http://linguafranca.mirror.theinfo.org/9907/rawls.html

EL INFORME DE BRODECK, de Phillipe Claudel

El Informe de Brodeck.  Ph. Claudel. Ed. Salamandra

En el año 2007, los estuBrodeckdiantes de instituto franceses le otorgaron a este libro un premio de gran reconocimiento en Francia, el premio Goncourt des lycéens. En cuanto os sumerjáis en sus páginas, tanto de la edición francesa original como de la traducida al castellano,vais a entender por qué.  No se trata de un libro amable, para qué engañarse, pero sus páginas contienen misterio, crueldad, desvelo, ternura y cierta esperanza en forma de viaje en carreta que busca la dignidad que hace que la vida humana tenga sentido.

Desde pequeños nos cuestionamos sobre nosotros como individuos y sobre el otro, el que es como yo pero no es yo. Podríamos decir que, en cierto modo, crecer y hacernos adultos consiste en encajar esas piezas que representan los demás en nuestra vida. Por eso, el odio, la envidia, el poder, la explotación, la esclavitud, el desprecio, el prejuicio o la amenaza son ráfagas fatales que terminan por volar y destruir las piezas. El informe de Brodeck nos lleva hasta un pequeño y aislado pueblo alemán en el que tienen lugar dichas ráfagas, un año después de la segunda guerra mundial. Lector, ni sospechas lo que vas a “presenciar” a través del relato, porque no es un libro sobre la segunda guerra mundial, ni sobre el holocausto. Sin embargo, desde el primer hasta el último párrafo te va a arrastrar con Brodeck, hasta sentirle como ese hermano en quien se encarna la humanidad entera.

Para que tengas una idea de cómo el autor concibe su labor de escritor, he entresacado fragmentos de su intervención en un acto público celebrado en el IES Miguel Catalán, en el que lectores y admiradores de Philippe Claudel pudimos preguntarle aquello que más nos interesaba.

« En todos mis libros hay una « conexión”, la preocupación por la naturaleza humana… siempre me ha fascinado esa capacidad tan humana de poder crear lo más fantástico y de poder destruirlo.”

“Nunca escribo con una idea global del libro, de ser así no lo escribiría, pues al conocer la historia que iba a escribir perdería todo mi interés. Para mí, escribir se parece a la labor de un espeleólogo que con una lámpara explora el interior de una misteriosa y magnífica cueva que metro a metro hay que descubrir sin saber si la salida se encuentra al lado o tras muchos metros recorridos”

“Como escritor nunca he tenido la idea de crear una obra global, cada libro es el resultado de una libertad que me lleva a abordar historias muy diferentes.”

“Nace del deseo de buscar una respuesta a cómo se puede continuar viviendo cuando se ha perdido todo.”

“Nunca pienso en el lector cuando escribo, si tuviera la conciencia del lector me paralizarían cuestiones como ¿le gustará? ¿lo entenderá? … la escritura es algo egoísta, contrariamente a la publicación es la que permite “le partage”.

“Soy igual de malo que otros… el escritor es una persona que debe tener imaginación suficiente para ser capaz de ponerse en la piel de personas que jamás será…” Me gusta trabajar sobre las sensaciones, la evasión, pero no para construir una tesis.”

Esperamos que os guste y que os animéis a leerlo en Francés.

POR QUÉ ME COMÍ A MI PADRE, de Roy Lewis

POR QUÉ ME COMÍ A MI PADRE. Roy Lewis.  Editorial Contraseña. 2012

cubiertacontrase–a15.inddAl empezar a leer “Por qué me comí a mi padre”, uno tiene la sensación de formar parte de la historia. Aunque no nos sintamos los convidados de un banquete antropofágico, en cierto modo la sentimos como nuestra. Los protagonistas son los miembros de una horda de homínidos en plena marea superadora. Dirigidos por un patriarca inteligente y altruista, éste empuja infatigablemente a sus descendientes a que desarrollen su talento para contribuir a la evolución de la especie.

Sin embargo nuestra fuerza radica en nuestra falta de especialización… – pero ¿qué más cosas se pueden hacer? – insistió mi hermano. – Espera y verás – dijo mi padre, apretando los labios -. Espera y verás. “ (Cap 5 p 55)

Se trata de una aventura genial en la que, tras descubrir el fuego y sus potencialidades, nuestros antepasados por primera vez empiezan a asentarse en un territorio, a perfeccionar sus armas de sílex, a llenar de arte el interior de las cavernas, a intentar domesticar animales, a negociar con otras hordas, a sentir amor por lo extraño en forma de mujer, a sospechar que pensaban, y todo ello con la emoción de un estreno mundial.

Quien no se ha imaginado alguna vez viajando tiempo atrás en la historia para ser testigo de esas fechas que luego hemos estudiado en los libros o hemos visto reflejadas en pinturas, películas, fotografías. Qué fascinante hubiera sido contemplar al primer homínido que decoró su cueva mientras descubría que el mundo podía ser representado, reinventado, recreado. Qué miedo debió de sentir el primer homínido que se sorprendió pensando, como si otro “yo” le habitara y hablara con él, mientras el pensamiento discurría. Qué desazón tuvo que experimentar el primer homínido que descubriese los principios morales que dieron relevancia a las acciones propias y ajenas, dejando la indiferencia instalada en el reino animal. Cuánta esperanza debió de poner en la flores y en las pequeñas piedras el homínido que las colocaba sobre el cadáver de otro hermano.

Pues bien, Roy Lewis nos propone en este libro un viaje en el tiempo con el aliciente de una genial aventura que también fue extremadamente arriesgada y pasó factura. El sentido del humor con el que se narra no impide que comprendamos en qué consistía la familiaridad que sentíamos al inicio de la lectura. Se trataba de nuestra familia humana, ésta que, a pesar de tantos descubrimientos y avances, no sabe aún “apagar el fuego”.

… Y aunque la portada es lo primero que vemos de un libro, a ella volvemos después de haberlo leído. Entonces, comprendemos el mensaje que enlaza palabra e imagen. Si quieres descubrir el proceso creativo del ilustrador Alberto Gamón para la portada del libro, podéis visitar su blog y disfrutarlo.

http://gamonadas.blogspot.com.es/2012/11/contrasena-editorial-5-por-que-me-comi.html

DE IDEAS, PALABRAS y COSAS

PLATN-~1          Nadie conoce exactamente las conversaciones que Platón y Aristóteles mantuvieron mientras éste fue alumno de la Academia  platónica durante veinte años. Sabemos que Aristóteles llegó a Atenas desde Macedonia con 17 años, mucho refinamiento en sus maneras y auténtica sed de conocimiento. Pronto, sus compañeros le llamarían “EL LECTOR”, porque se empeñó en leer de primera mano los textos filosóficos y científicos que se estudiaban allí. Consultar las fuentes directamente, experimentar por uno mismo, investigar, cuestionar los esquemas intelectuales establecidos, crear un sistema de pensamiento propio, a todas estas  actividades intelectuales se dedicó el joven Aristóteles hasta convertirse en  el alumno más destacado de Platón y uno de los pesos pesados de la historia del pensamiento en occidente.

A partir de la obra del pintor renacentista Rafael, La escuela de Atenas, que inmortalizaba los diálogos que protagonizaban Platón y Aristóteles, los alumnos de 2º de bachillerato han “fantaseado” sobre algunos de los temas que pudieron abordar maestro y alumno desde sus respectivas maneras de mirar, entender y expresar   las cosas. Su esfuerzo y valentía ha dado como resultado lo que nos proponemos, aunque no siempre lo consigamos,  desde el ejercicio de la filosofía: dar vida a las ideas.

En los siguientes enlaces encontraréis  algunas de sus propuestas y en el último, la representación “casera” de otro diálogo. Desde MILHOJAS no sólo esperamos que os gusten sino que también os animen a leer, a construir y a escribir Filosofía.

Cómo formar un equipo de fútbol

Después de una estúpida reunión navideña

Una entrañable aparición

Todo menos el alma de un sofista

CALÍGULA, de Albert Camus.

CALÍGULA. Albert Camus.                                                                                        Biblioteca Albert Camus. Alianza editorial, Madrid, 2005                            (Fotografía de Anne Deniau)

Para los alumnos de Filosofía de 2º de BACH propongo como lectura voluntaria esta obra de teatro conmovedora y poderosa. Que no te engañe su apariencia de libro ligero y breve, porque Calígula es una obra de intensidad profunda y condenadamente persistente. Antes de abrir el libro y comenzar a leer tienes que saber que se va a quedar contigo. Camus es un escritor que sabe hacer que sus personajes se queden a vivir entre nosotros. Incluso me atrevería a decir que algunos de ellos se quedan dentro de nosotros. Calígula fue un emperador romano tiránico y delirante, pero el autor convierte este delirio en un remolino que arrastra al lector hacia ese anhelo de infinitud en el que tarde o temprano todos nos reconocemos.

Durante este curso nos asomaremos al mundo literario y filosófico de Albert Camus en el que temas inherentes a la naturaleza humana como la dignidad, la sumisión, la libertad o el poder siguen escociendo nuestra dimensión más “bien pensante” y complaciente. No podrá ser de otro modo cuando Calígula nos coja de la mano para mostrarnos que la corrupción es posible gracias a personas que se convierten en gusanos, que la vida y la muerte no son valores absolutos y en nada se convierten sin búsqueda de belleza, que la libertad tiene que poner a prueba los valores en que se asienta, que la lógica debe llegar hasta donde sus normas se convierten en burla y carcajada… ¿No te recorre ya el cuerpo un ligero escalofrío?

Te he preparado una guía de lectura con una presentación del libro, el autor, el contexto y las cuestiones sobre las que reflexionaremos durante el curso. Échale un vistazo y como ya estamos avisados abramos sus páginas, imagino que Calígula estará ansioso por recibir nuestra compañía, pues los libros son también hijos del anhelo humano de infinitud.

Mª Jesús Picot

EL INTENDENTE SANSHO EN EL BLOG

El Intendente Sansho. Ogai MoriEL INTENDENTE SANSHO. Ogai  Mori.                                                   Contraseñaeditorial. Zaragoza, 2011. Traducción de Elena Gallego. Prólogo de Carlos Rubio.

La lectura voluntaria que propongo a los alumnos de Ética de 4º ESO es este libro de seis relatos que lleva el título del primero y más famoso. Los seis cuentan historias que  nos trasladan lejos en el tiempo y en el espacio, al Japón de la era Meiji (1868-1912). Alguno se preguntará qué puede tener de interesante adentrarnos en una cultura tan lejana. Pues bien, me atrevería a decir que de interesante tiene todo, porque cuenta con una fuerza seductora en la narración difícil de resistir,  ritmo pausado pero intenso, utilización exquisita de la palabra, belleza plástica de las imágenes que evoca. No menor es la fuerza del contenido de sus historias, protagonizadas por personajes especiales, crueles, inocentes, magnánimos, verdugos, víctimas, hermosos, despreciables… sin percibirlo, nos involucran en sus destinos,  decisiones, aciertos y arrepentimientos.

Se lee sin parar, en pocas horas, aunque nos va a acompañar durante bastante tiempo porque entre líneas hablaremos del tráfico de seres humanos, la esperanza sin límites frente a la crueldad y a la falta de libertad,  el sentido de la justicia, la individualidad en una sociedad homogénea o el amor que burla los estereotipos sociales. Por si esto fuera poco, su autor, Ogai Mori es considerado el último Samurai. La editorial  de este libro es  de casa, de Zaragoza, y es de las que arriesga  y se esmera en sus publicaciones, dotándolas de una particular belleza; contamos con una película japonesa, dirigida por Kenji Mizoguchi, que comparte el título con el libro y, además, podremos disfrutar  de una estupenda exposición sobre Japón en la era Meiji en el Museo Provincial de Zaragoza.

En fin, no nos adelantemos,  puedes acceder a  la guía de lectura con la información sobre el autor, su obra, contexto, así como las actividades a que nos conducirán los relatos de Ogai Mori en el curso de Ética que he puesto a tu disposición en la plataforma de moodle.   

 Mª Jesús Picot.