ADIÓS Y GRACIAS (carta de despedida)

La amplia sonrisa de María, su vitalidad y su entusiasmo son los de todos.(Foto de MILHOJAS.)

Muchas de las estrellas que miramos al alzar nuestros ojos a la noche ya no existen. Vemos su luz, que aún nos sigue llegando a pesar de que ya desaparecieron.  Paradojas del espacio, del tiempo y de los años luz.  Algo así pasará cuando las puertas de la biblioteca se abran de nuevo en septiembre del 2018. Nos llegará vuestro brillo a pesar de que vosotros estaréis ya iluminando otras bibliotecas, otras facultades, otros espacios.  Recordaremos vuestros pasos entre expendedores de versos y estanterías llenas de libros; os intuiremos recitando en un rincón,  eligiendo pensativos los próximos títulos, discutiendo en corro en las esterillas nuevas, escribiendo concentrados, leyendo, hablando con los más pequeños, haciendo teatro, escuchando relatos.  Descubriendo el mundo.

Es tentador ponerse a dar consejos a los alumnos que os vais.  Pero no, hoy preferimos daros las gracias por el entusiasmo que pusisteis en todo, por dejaros invadir de palabras  y de historias, por haber sabido encontrar vuestro camino  -personal e intransferible- para convertiros en buenos lectores.  Gracias por lanzaros sin red al abismo de la lectura, gracias por vuestras reflexiones sobre las novelas que leíais.  Gracias por atreveros con el teatro, con la fotografía, con los cortos, con los blogs personales, con la poesía.  Gracias por no decirnos nunca que no (y mira que os hemos propuesto cosas).  Gracias por las sonrisas (y por las risas), por las dudas, por las propuestas, por la complicidad, por la originalidad, por el esfuerzo.

Gracias a todos vosotros, a todas vosotras, nuestra biblioteca es mucho más cálida y nuestro MILHOJAS más de verdad. Otras voces vendrán, pero a vosotras, a vosotros, os echaremos de menos.

No podíamos poner fotos de todos para acompañar esta entrada así que hemos elegido una que creemos que os representa.  La amplia sonrisa de María, su vitalidad y su entusiasmo son los de todos.

Esperamos que igual que vuestra luz se queda impregnada por el espacio de esta pequeña biblioteca escolar, la biblioteca también quede impresa en algún rincón de vuestra mirada.  Al fin y al cabo, los lugares que habitamos también nos construyen como somos.

Os deseamos de corazón que seáis siempre lectores felices.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s