LA FAMILIA DE PASCUAL DUARTE, de Camilo José Cela

MIGUEL MARCO, alumno de 2º de Bachillerato, ha escrito esta reflexión sobre la novela La familia de Pascual Duarte, de Camilo José Cela.

La familia de Pascual Duarte fue escrita por Camilo José Cela y publicada en 1942, y es considerada una de las más importantes novelas españolas de la posguerra. Es la primera obra del género conocido como tremendismo, y supone un punto de encuentro entre estilos como el existencialismo y el realismo.

Tiene una estructura similar a la de las novelas picarescas. El protagonista, en este caso Pascual Duarte, escribe desde la cárcel una carta a una personalidad importante, en la que confiesa el asesinato de un terrateniente, amigo del destinatario. Junto a la carta, adjunta un extenso relato en el que cuenta su vida en primera persona y se remonta a la infancia para justificar esa y otras terribles atrocidades. Las primeras líneas de dicho relato son muy sugerentes y te animan a leer la novela desde el primer momento:

“Yo, señor, no soy malo, aunque no me faltarían motivos para serlo. Los mismos cueros tenemos todos los mortales al nacer y sin embargo, cuando vamos creciendo, el destino se complace en variarnos como si fuésemos de cera y en destinarnos por sendas diferentes al mismo fin: la muerte.”

Cela presenta la trama con una gran crudeza y un lenguaje desgarrado y duro, y son recurrentes las escenas violentas.  Los acontecimientos de la novela alcanzan dimensiones grotescas y repulsivas que resultan impactantes, todo ello envuelto en una atmósfera de misterio y oscuridad que consigue atrapar al lector.

Pascual Duarte vive en un ambiente de marginación, sumido en la incultura, el dolor y la angustia. Su padre era alcohólico y violento, su madre lo trata con desaprobación y desprecio, y su hermana sucumbe a la prostitución.

A lo largo de su existencia, se suceden numerosas tragedias que marcan su vida. Se puede apreciar en él un desequilibrio mental y un impulso violento que le llevan a cometer crímenes y actos de lo más macabros, como, por ejemplo, disparar a su perra casi al principio de la obra.

“La perra seguía mirándome fija, como si no me hubiera visto nunca, como si fuese a culparme de algo de un momento a otro, y su mirada me calentaba la sangre de las venas de tal manera que se veía llegar el momento en que tuviese que entregarme; hacía calor, un calor espantoso, y mis ojos se entornaban dominados por el mirar, como un clavo, del animal. Cogí la escopeta y disparé; volví a cargar y volví a disparar. La perra tenía una sangre oscura y pegajosa que se extendía poco a poco por la tierra.”

 Uno de los principales ejes de la novela es la relación entre Pascual y su madre. Para Pascual, su progenitora es una fuente de angustia y desesperación, una carga que lo ata a la infelicidad y la insatisfacción. Critica todos los aspectos de la vida de su hijo y no acepta ninguna de sus relaciones personales, hasta el punto de que Pascual siente la necesidad de huir para escapar de sus reproches. Se trata de un personaje frío, despiadado, que no siente ninguna empatía por los miembros de su familia, y es muy probablemente la causa de la inestabilidad emocional del protagonista. Podría decirse incluso que es la antagonista de la obra.

La violencia y la muerte alcanzan un punto culminante cuando Pascual se decide a ir a por el amante de su esposa, conocido como “El Estirao”, y lo mata en una escena truculenta y característica. En esta parte, se muestra el lado más instintivo y altivo del protagonista.

“Forcejeamos, lo derribé, y con una rodilla en el pecho le hice la confesión: -No te mato porque se lo prometí…  – ¿A quién?   -A Lola.   – ¿Entonces, me quería?

Era demasiada chulería. Pisé un poco más fuerte… La carne del pecho hacia el mismo ruido que si estuviera en el asador… Empezó a arrojar sangre por la boca. Cuando me levanté, se le fue la cabeza -sin fuerza- para un lado…”

Concluyo diciendo que La familia de Pascual Duarte no es una novela fácil de leer, y tiene un argumento duro y cruento; con todo, es una obra imprescindible de la literatura española, y animo con vehemencia a leerla.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s