NUESTROS ALUMNOS Y SUS LOCOS DESEOS

Fotografía de Daniel Biber, tomada de culturainquieta.com

Cuando los nuevos alumnos del instituto visitan la biblioteca por primera vez cuelgan un deseo personal e intransferible en un árbol rojo multiusos que, en este caso, sirvió de receptáculo para cerca de 175 deseos, a cual más loco.

Mucho nos tememos que una parte no desdeñable de deseos se centran en lo material: Me gustaría tener un iPhone 7 plus, un iphone 8 o, ya que estamos, Tener una casa con una tele de plasma, un jardín con piscina, un spa y 8 play station, o, total, por un poco más Ser multimillonario, tener una novia que sea supermodelo y estar to cachas.  El vil metal triunfa sin duda y, la verdad, con mucha prisa si tenemos en cuenta la edad: Deseo ser millonario de aquí a final de curso.

Cierto, muchos desean llegar a la riqueza a través del fútbol, suponemos que chicos, claro, y en la primerísima división, claro: ser un futbolista de los importantes, sí, con su mansión, su bugati; porque si uno es futbolista, se asegura el futuro sin un ápice de duda (Deseo ser astronauta o astrónomo, pero antes de eso quiero ser futbolista profesional), incluso los hay que ya tienen claro cuánto van a cobrar (Deseo ganar 3000 millones de euros al mes jugando al fútbol americano hasta que me muera). ¿Y por qué no un mundo igualitario y exclusivo de futbolistas, sin distinción de género y esperamos que tampoco de sueldo? : Deseo que todos/as sean futbolistas.  Ellas, sin embargo, planean alcanzar el nirvana pecuniario gracias a la fama (Ser una estrella kpop y ser famosa y tener mi propio grupo).

Algunos lo quieren todo (Quiero ser actor y salir en las películas de la saga de Harry Potter y ser futbolista) porque, ya sabemos, soñar es gratis. Y por último, un deseo que nos ha dejado del revés: Que de mayor sea millonario y no morir de amor.  Y es que los ricos también lloran.

Pero la adolescencia es la edad de los amigos, y más concretamente, del “amigos para siempre”: Que no repita y que siempre vaya con mis amigos, que nunca me separe de ellos. En este apartado intuimos alumnos preocupados por su paso al instituto (Deseo nunca perder las amistades de los cursos pasados), alumnos generosos (Deseo que mi amiga Á. sea una gran cantante y escritora de libros), alumnos que tienen claro qué es importante en la vida (Deseo tener siempre amigos y personas que me quieran de verdad) y, por último, personalidades originales y creativas (Deseo tener a los amigos que tanto quiero y si es posible tener un piso en un pueblecillo perdido de Irlanda con duendecillos y elfos). Nos encanta el “si es posible”.

Sin duda hemos podido comprobar que en 1º ESO están terriblemente preocupados por las notas (¡que les dure!): los hay ambiciosos (Sacar sobresalientes en todo y viajar por el mundo), realistas (Aprobar casi todo, Sacar más de un seis en todas las asignaturas), generosos (Deseo que todos mis amigos aprueben), los que se conocen bien a sí mismos (Aprobar en lengua y en geografía e istoria (sic)), los que se plantean objetivos a largo plazo (Yo deseo sacar buenas notas y tener un trabajo y familia estable).  Nos ha encantado la disyuntiva Deseo que me fiche el Real Madrid o sacar buenísimas notas por el certero conocimiento que nuestro alumno manifiesta del nivel cultural necesario para ser un gran futbolista;  y nos emocionan las numerosas referencias a la asignatura de lengua (Deseo sacar un 10 en lengua), que seguramente nada tienen que ver con la presencia de sus profesores de lengua en la actividad.

Y es que hay que estudiar mucho si se quiere  Ser millonaria para llegar a ser científica o carpintera (siempre hay que tener un plan B), policía, médico, pediatra o un gran ingeniero biológico. M. habla de sí mismo en tercera persona para especificar que M. quiere ser rapero (hasta para eso hay que estudiar, mira Kase.O, que es licenciado en Filología clásica).  Pero el deseo que nos conmueve y nos motiva a partes iguales es el de alguien que ha puesto Ser una persona que ha descubierto algo importante.  Ojalá.

Influenciados posiblemente por el erudito ambiente de nuestra biblioteca, una niña desea conocer a un escritor famoso, otra volar con los libros, hay quien desea que le guste leer (Que al final de curso me guste más la lectura y que cuando esté aburrida quiera leer un libro) o Encontrar libros que me gusten.  Alguien desea una biblioteca llena de cuentos y libros mágicos  y otro, pertinaz en sus gustos lectores, Que siempre me gusten los libros de Mentes criminales.  Y también tira la escritura, afortunadamente: Deseo poder tener éxito escribiendo historias y escribir muchas y que gusten a la gente.

Una vez asegurados la salud, el dinero, el amor y las notas, nuestros alumnos lo que desean es Tener un perro, Conocer a Purple guy o a Bad Bunny (que no Bugs Bunny), Ser youtuber y tener 56 millones de suscriptores (ni uno más ni uno menos), Ganar el campeonato –no sabemos de qué-, un mundo en paz (Ojalá que las guerras del mundo se acaben para siempre) y viajar, preferentemente por todo el mundo a lugares increíbles y vivir experiencias inolvidables, o Deseo vivir con los personajes y en la época de juego de tronos y poder viajar por ahí, aunque algunos se conforman con el mundo anglosajón –Nueva York, Londres, EEUU, Deseo que me toque el viaje a California de Kit Kat-.

Y por último, llegamos a nuestras categorías favoritas:

LOS METAFÍSICOS

Alucinamos con Deseo tener más deseos, Deseo tener deseos infinitos o con la fórmula mágica Deseo que se cumplan todos mis deseos.  Nos preocupamos con Mi deseo es que todo sea como antes o Mi deseo es decidirme y aclarar todos mis problemas.  Compartimos el deseo de Quiero tener una vida tranquila y seguimos dándole vueltas a Quiero hacer cosas como las esculturas… en 1º  o Quiero que vuelva tj.  Reconocemos que nos hemos rallado un poco con Quiero que mi vida sea igual durante toda la vida,  Deseo que un día el amor sea verdadero o Intentar no morir de amor (¿intentar?). Y compartimos el hipermetafísico Deseo que el lunes sea viernes.

MEJOR IMPOSIBLE

Puestos a desear lo imposible, las apetencias van desde lo más inmediato (Deseo que haya menos exámenes), hasta lo más loco (Que los pokemon existan), pasando por los deseos mediáticos (Quiero ser novio de Kim Kardashian; Deseo ser una persona que salve al mundo, un hacker), los ecologistas (Deseo tener a todos los animales del mundo sueltos y en libertad en un jardín de 132.795.834 Km²; Deseo que se acabe la contaminación) o los inexorables (Quiero que lleguen las 14,30 h.  ).

Pero si ha habido un deseo que nos ha gustado especialmente, ese es el escueto y perfecto:  Quiero ser poeta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s