CIEN AÑOS DE SOLEDAD, de Gabriel García Márquez

La edición ilustrada de Cien años de soledad para celebrar su 50 aniversario.

No queremos que se nos acabe este año sin celebrar que hace cincuenta años de la publicación de  Cien años de soledad, la imprescindible novela de García Márquez que cambió el panorama de la literatura y que ha forjado innumerables lectores a lo largo de este medio siglo.  Muchos fuimos los que, deslumbrados, encontramos en Cien años de soledad la combinación mágica de palabras y emociones que nos arrastró sin remedio a la vida lectora y a buscar siempre, incansablemente, la sensación de estar ante las palabras hechas música.  A buscar, libro tras libro, la mano maestra del creador.

Os dejamos en esta entrada la reseña de una alumna de Bachillerato (Irene Mendoza) que ha leído por primera vea Cien años de soledad.  Seguramente, no será la última.

Macondo, a través de los ojos de la ilustradora Luisa Rivera.

“Había estado en la muerte, en efecto, pero había regresado porque no pudo soportar la soledad.”

La obra perfecta de Gabriel García Márquez comienza, vive y acaba en la melancolía y relata extraordinariamente la historia de la soledad de toda una estirpe y su inevitable destino, dentro del mismo hogar.  Macondo es ese lugar fantásticamente realista donde habita la familia Buendía durante tantas generaciones que uno pierde la cuenta, tantas que se entrelazan y revuelven entre ellas, jugando incluso con los fantasmas.

Úrsula, mujer enérgica, sensata, racional, la más longeva, recuerda al final los secretos mejor guardados de la casa. Sobrevive a sus hijos, a sus nietos, a los gitanos, a la guerra, al insomnio, y aun estando ciega, consigue ver aquello que los demás pasan por alto hasta que promete morir, después del diluvio.

Melquíades, un personaje totalmente mágico, es símbolo del conocimiento y el ingenio, y su enigma escrito en misteriosos manuscritos describirá con todo detalle el destino solitario de toda la familia. Es él el más sabio, quien está por encima de la vida terrenal, quien asegura haber muerto varias veces y haber regresado, quien proyecta la sabiduría desde los inicios del Macondo incomunicado hasta el Macondo arrasado por la guerra y la colonización. Es él quien nos hace reflexionar sobre si después de la soledad a la que lleva el fracaso, puede ser entonces cuando nos sacuda la pica o nos dé por hacer y deshacer pescaditos de oro.

En toda la narración se mezclan realidad y fantasía, la racionalidad de Úrsula y la magia de Melquíades, llenando las acciones cotidianas de imágenes imposibles más propias de los sueños pero que, incluso en nuestra vida, a veces se confunden con la realidad.

Pero la historia comienza en el periodo más duro, la guerra. Y es en las guerras cuando se recuerda la vida que éstas han arrebatado, cuando el pensamiento remonta a los orígenes. Aureliano Buendía recuerda entonces el hielo y todos los acontecimientos que hicieron posible aquel día. Aunque al principio su padre, José Arcadio Buendía, llevaba consigo la esperanza y la convirtió en un pueblecito, el destino de la familia era la decadencia. Con el paso del tiempo la semilla de los Buendía se extiende inevitablemente, sembrando la certidumbre de que la historia se repite, dando así la razón a Úrsula, que tuvo la sensación de que su estirpe estaba condenada a vivir en círculo.

Todo ello da forma a una gran novela, una pieza de papel que revolotea en el tiempo y que imagina paisajes espléndidos dentro de Macondo, donde la esperanza que cantan los pájaros enjaulados se va a la guerra y no vuelve, las bellísimas hijas, primas, madres y abuelas ascienden mágicamente o comen tierra, el insomnio se transmite por animales de caramelo y los recuerdos se los lleva un huracán.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s