EL LIBRO DE LAS INVOCACIONES, de Pablo Gallo. Ed. El Reino de Cordelia. 2016

La editorial El reino de Cordelia ha publicado El libro de las invocaciones de Pablo Gallo. Lo ha hecho con el cuidado que la obra de este dibujante y pintor merece. Ya ha publicado otros libros como: Dialogar en la oscuridad (2016), Manual de ruleta rusa (2015), Hiperhíbridos (2011), El libro del voyeur (2010) Además, desde 2014, realiza performances en las que dibuja a ciegas, mientras suena música improvisada.Pablo Gallo consigue que abrir este libro sea como escuchar  un oráculo. Al dibujar, sus manos escudriñan y tantean la palabra de los escritores que invocan desde este lado de la vida a otros que ya la cruzaron. Los textos propician el encuentro entre unos y otros. Encuentro que cobra sentido en nosotros, los lectores. Una página tras otra, nos descubrimos ansiosos por leer las invocaciones y escuchar el oráculo, deseosos de formar parte de esta extraña conversación con seres de otro mundo.

Pablo Gallo cuenta en la introducción que acudía al diccionario de los símbolos de Juan Eduardo Cirlot como una especie de rito que le inspiraba hasta tal punto que, sin esa lectura, los dibujos de este libro no hubieran sido los mismos. No sabemos cómo hubieran sido esos dibujos, pero los que ilustran esta lectura se plantan ante nuestra mirada en rojo y negro sobre el color del papel, cambiando el acto de leer.

Necesitó cinco años para terminar el libro. Todo empezó con un sueño extraño en el que un hombre de incontables rostros que fluían velozmente le ofrecía  un libro de infinidad de citas literarias ilustradas. Como los oráculos, los sueños pueden ser premonitorios, al menos, esperamos que lo sean en algunas ocasiones. Así que, al despertar, supo que lo tenía que intentar. Enrique Vila-Matas fue el primer invitado a colaborar y contestó sin hacerse esperar, con la cita de otro escritor que ya no está.  La última invitada fue Victoria Cirlot. Con ella cerraba un círculo que constaría de ciento treinta una citas con sus respectivas ilustraciones, más doscientos sesenta y dos retratos “La vida y la muerte mirándose de reojo” (p 19)

Entre palabras e ilustraciones la vida y la muerte empezaron a juguetear como en la vida misma de los lectores. Y en ese juego, algunos escritores de los que aceptaron la invitación de Pablo cruzaron el puente que todos terminaremos por pasar. Qué emoción sentimos al leer las invocaciones de Félix Romeo, Ramiro Pinilla, Ana María Moix, Rafael Chirbes. Con el libro de las invocaciones en las manos, Pablo Gallo nos invita a sumarnos a esta fiesta  de la literatura, a que entremos en un territorio tan mágico como necesario. Ese lugar verdadero al que se refiere Herman Melville en Moby Dick, invocado por Care  Santos en la página 248: “Los lugares verdaderos no están en el mapa”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s