EL CANTAUTOR DE LA VÍA LACTEA

Portada de La tristeza de la Vía Láctea

Todo el mundo recuerda la gran perdida para la música que supuso la muerte de Bowie, pero el año pasado una pequeña parte de España lloraba también el fallecimiento de un cantautor argentino, un gran desconocido para las masas y un genio para sus compañeros de profesión y creadores de arte. Residió en Madrid desde 1988. Andrés Lewin, el niño a quien nunca despertaron para ver al cometa Halley y cuyo deseo desde 1986 fue vivir 83 años para ver al cuerpo celeste pasar, nos dejaba una obra póstuma en 2016 “La tristeza de la Vía Láctea”.

Este disco salió a la luz gracias a personas que ya se han hecho un hueco en el panorama de la música independiente y de autor.  Nombres importantes como Marwan, Conchita y Luis Ramiro ayudaron a la publicación de este proyecto. En la presentación del disco también estuvieron caras reconocidas como Diego Ojeda y María Valverde cantando para aquellos incondicionales de Lewin que, aunque no fueran muchos, no se cansaban de oírle y repetían por muy cerca que fueran las fechas de los conciertos.

La tristeza de la Vía Láctea es un disco que pasará desapercibido para muchos pero quien escuche estas canciones quizá las recuerde por sus letras llenas de melancolía y las historias que hay tras ellas. Sin duda hay una que entristece, “Una vuelta del Halley”. Un sueño que no podrá cumplir desde aquel 5 de enero de 2016.

(Texto de  ELIOTH CAMPOS, de 1º Bachillerato)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s