REFUGIADOS. Frente a la catástrofe humanitaria, una solución real. Sami Naïr. Ed Crítica. 2016

“En este mundo globalizado, hemos caído en la indiferencia globalizada”  Zygmunt Bauman (Mensajeros de la globalización. El País)

refugiados

La actividad de Sami Naïr es incansable. Probablemente lo habréis escuchado en emisoras de radio, o pronunciando alguna conferencia, quizá lo habréis leído en la prensa de nuestro país o incluso en introducciones impecables a libros imprescindibles como Ante el dolor de los demás de Susan Sontag. Este catedrático de Ciencias Políticas que domina varios idiomas, el nuestro entre ellos, cuenta con una experiencia difícil de igualar en asuntos relacionados con las migraciones internacionales, y ha publicado libros como: La Europa mestiza. Inmigración, Ciudadanía y Codesarrollo (2010) o El desengaño europeo (2014) entre otros.

El libro de Sami Naïr es algo más que una crónica de la dramática situación que están viviendo miles de migrantes en su intento de llegar a Europa. Es un análisis concienzudo y documentado de esta catástrofe humanitaria, con una propuesta realista que sabe mirar a largo plazo. Por eso y, a pesar de que este problema puede llegar a saturarnos por el tratamiento que en determinados momentos reciben de los medios de comunicación, merece la pena conocerlo.

En el Prefacio, se plantea la cuestión ¿A dónde va Europa? Ya que la actitud de nuestro continente ante este drama ha sido la propia de “un mercado sin corazón, sin valores ni proyecto”. Sin embargo, nos anticipa que hay posibles soluciones por intentar, como expondrá en el último capítulo.

“EL Gran Éxodo” empieza a corregir la desinformación que manipula nuestros juicios. El mayor flujo de desplazados no procede de Siria, sino de afganos, iraquíes, eritreos, pakistaníes y somalíes, pero también de otros países en los que la vida no vale nada. Guerras, hambrunas, desastres medioambientales ligados al calentamiento global y corrupción se encargan de que no haya porvenir para los seres humanos que intentan sobrevivir en estas zonas. Por ello, no  puede dejarse sin satisfacer la exigencia de “resignificar” el concepto de refugiado, de manera que incluya a aquellas personas que por motivos demográficos o por la degradación medioambiental se ven obligados a abandonar su tierra.

En “La Europa insolidaria”, Sami Naïr desenmascara la política de la Unión Europea dirigida a ilegalizar a los peticionarios de asilo y a externalizar su estrategia de cierre de puertas. Salvo Alemania y Suecia, el resto de los países han bloqueado en mayor o menor medida la llegada de refugiados, contentando así exigencias de la vieja derecha xenófoba. A cambio de dinero y prerrogativas económicas, han convertido a los países periféricos en los “perros guardianes” de una Europa que parece haber olvidado que su unión se funda “en valores individuales y universales de la dignidad humana y la solidaridad…” como proclama en el Preámbulo de La Carta de los Derechos Fundamentales de la UE.

Cuando el lector llega a “La gran indignidad” descubre la situación de los campos de refugiados en Turquía y Grecia, países desbordados por la situación, el funcionamiento de las mafias que crecen imparables a lo largo del recorrido de los migrantes, los abusos ejercidos contra mujeres y niños que dejan secuelas imborrables, mientras los delincuentes, mafiosos y malvados quedan impunes. Todo ello acompañado de una política del odio que responsabiliza a los refugiados de todos los males que sufre Europa.

Por último, y antes de sumergirnos en el glosario y los mapas que cierran el libro, Naïr expone su propuesta en “El gran camino”. Urge a Europa a una política común de codesarrollo vinculada a los flujos migratorios, a una estrategia común con los países fronterizos para luchar contra las mafias y ayudar en la recepción de migrantes, así como a activar visados humanitarios para las personas que huyen de conflictos, los cuales les permitan circular por Europa hasta encontrar un país que los acepte.

Desengañémonos, la “crisis de los refugiados” es también la crisis de los valores  Europeos, una crisis que ha puesto a prueba la confianza de Europa en sí misma. Conviene escuchar voces como la de Sami Naïr, que puede ayudarnos a enfocar el problema y a dejar de mirar hacia otro lado, mientras los políticos europeos sólo ponen parches.

Nos ha quedado larga esta entrada, este intento de resistirnos a “la indiferencia globalizada” que el pensador polaco que nos dejó hace unos días, Zymunt Bauman, diagnosticó. Pero es lo mínimo que podíamos hacer.

Anuncios

Una respuesta a “REFUGIADOS. Frente a la catástrofe humanitaria, una solución real. Sami Naïr. Ed Crítica. 2016

  1. Muy interesante el libro, y desde luego muy acertados los comentarios.

    Para guinda tenemos a Donald de presidente en el país más poderoso del mundo. En fin, a ver si mejora el 2017. Salu2

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s