HORAS MORADAS

reloj-mariposas

El pasado miércoles diecinueve reinauguramos nuestra imperante necesidad de existir en un entorno escolar como es nuestro instituto. Volvimos a nuestras horas moradas de información, debates, ideas, respeto y voces que no queremos ahogar, volvimos para quedarnos un año más. Retomamos nuestra asamblea feminista para no dejar de tratar un tema que ha sido el material más frágil de nuestra sociedad al mismo tiempo que el silenciado grito de toda época histórica: la igualdad.

Pasamos una hora abordando las cuestiones en las que profundizaremos este curso. Alzamos preguntas, algunas sin respuesta y otras no. Derribamos mitos como quien sopla hacia un castillo de naipes. Al mismo tiempo realizamos una serie de juegos:

Primero visualizamos una serie de situaciones socialmente normalizadas con un trasfondo profundamente machista. Cada vez que una persona había vivido esa misma situación o similar debía levantar la mano. Nadie allí presente mantuvo su mano abajo durante todo el juego porque todas y todos habíamos infravalorado verbalmente a una chica por su promiscuidad o forma de vestir, nos habíamos creído inferiores ante personas más atractivas, más parecidas al canon estético social, todas nos habíamos sentido avergonzadas de nuestro vello corporal y todas habíamos recibido desagradables “cumplidos” al pasear por la calle. Levantar la mano ante una situación así, haberla vivido es haber sido víctima de una sociedad machista ¿Necesitamos feminismo?

Después de esto, derribamos los argumentos más escuchados en las redes sociales mediante una explicación lógica:

“Yo no soy ni machista ni feminista soy igualista” El feminismo defiende la igualdad de géneros y no la supremacía femenina. Ser feminista conlleva defender la igualdad a diferencia del machismo que es la suma de la misoginia y de ciertas estructuras de poder (en lo que profundizaremos más adelante)

“Los hombres también sufren violencia” Es cierto que los hombres sufren violencia, pero a diferencia de las mujeres, ellos no la sufren por su condición biológica. No existe ningún sistema que respalde o desemboque en esa violencia. Además el número de casos es ínfimo en comparación. Por otro lado el 0’006% de denuncias falsas ya están penadas.

“Las mujeres tienen privilegios como entrar gratis a la discoteca” No es un privilegio, es una técnica de publicidad. Las discotecas deshumanizan a las mujeres, las convierten en productos para atraer a mayor clientela masculina.

¡Si esto te ha parecido interesante te animamos a venir a nuestro próximo evento!

Este viernes 28 proyectaremos un documental en la biblioteca a las 14:30

Habrá picoteo y estáis todos invitados: profesores, exprofesores, alumnado, exalumnado, desalumnado, inalumnado…

 

(Imagen tomada de:http://www.imagui.com/a/mariposas-moradas-y-rosas-caKbGGdBe)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s