NEGOCIAR LOS COLORES (CARTA ABIERTA A MIS ALUMNOS DE 4ºESO)

porque sueño no estoy loco

Grafiti en la plaza del Pilar de Zaragoza (imagen tomada de https://www.pinterest.com/pin/546694842239756904/)

El otro día, en la primera clase en un grupo de 2º ESO, cuando les pregunté si había alguna actividad especial que quisieran hacer en clase este curso, un alumno me dijo que nada. Qué íbamos a hacer de especial, si ya se sabe cómo son las clases de lengua: lo de siempre. Qué profe no se iría de clase hecho polvo con una respuesta así. Pero lo cierto es que ese alumno, repetidor y de vuelta ya de todo, tiene bastante razón. Os voy a confesar algo. En alguna clase ya os lo he dicho: el curso pasado me aburrí soberanamente en las clases de 4º. Y eso da miedo. “Aburrirse es besar a la muerte”, dijo el genial Ramón Gómez de la Serna. Una clase no es tarea solo del profesor, es tarea de todos, y cuando nos aburrimos, todos tenemos un poco la culpa, pero creo que el profesor tiene un poquito más. Por eso os propongo algo para este curso. Vivamos, arriesguémonos, hagamos algo diferente –aunque solo sea en algunas clases-, trabajemos de otra manera, aunque solo sea la parte de literatura, que al fin y al cabo, es la que más nos arraiga a la vida, aunque muchos aún no lo hayáis descubierto. Es cierto que los programas oficiales no ayudan. A estas alturas de vida, los que se dedican a pensar y legislar siguen planteando esta asignatura como se ha hecho desde hace cien años: sintaxis a cascoporro y literatura desde un punto de vista historicista; mientras no cambie esto, el resto es palabrería. Pero intentemos, dentro del margen de este panorama en blanco y negro que nos pinta el curriculum oficial publicado en BOEs y BOAs, negociar un poco de color.

La propuesta ya os la he hecho en clase, y en general parece que os ha gustado: trabajemos de forma más libre, en equipos o parejas, cada grupo con su blog a modo de cuaderno. Leamos, pensemos, debatamos, escribamos, busquemos… Líbremonos un poco de la esclavitud del examen, aprendamos algo (algo que no pueda ser memorizado ni escupido en un examen). Al menos un post a la semana, escrito con corrección y un poco de pasión.  Busquemos la manera de cumplir este mínimo con placer y curiosidad. Que la vida os sirva de fuente de inspiración para vuestra escritura. Además, os iré proponiendo proyectos literarios a través del Milhojas, y también colgaremos aquí vuestros resultados. Si no os motivan mis propuestas literarias, proponedme qué cambios queréis hacer. Pongámosle a esto un poco de color.

¿Qué? ¿Vienes?

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s