EL SILBIDO DEL ARQUERO, de Irene Vallejo. Ed. Contraseña

_irenevallejo18417227744_9f7d9d51

No queríamos empezar de cualquier modo la primera entrada de nuestro “Lee y cuéntame”, sino del mejor modo posible. Por ello la dedicamos a un libro que nos ha fascinado. El silbido del arquero, editado por la editorial Contraseña y con una magnífica portada diseñada por Elisa Arguilé, es una inmejorable manera de comenzar nuestras sugerencias de lectura para este curso. La autora, Irene Vallejo, nos propone en su libro dejarnos encantar por la magia de poder recorrer de nuevo la historia que leímos en La Eneida. Como si Virgilio hubiera despertado de nuevo y hubiera cogido las manos de Irene, solicitándole el valor y el talento que se precisan, él lo sabe muy bien, para deslizar desde su arco estas palabras siempre viejas, siempre por estrenar, que vuelven sin cesar como las olas que siguen trayendo extraños a las costas de todos los mares.

Esta espléndida novela nos habla de Eneas, el hijo del derrotado rey de Troya. El Mediterráneo ha empujado sus desvencijadas naves hasta las playas de Cartago. Allí, en la costa del norte de África anclará sus naves y descargará toda la derrota y desesperanza que pesan sobre él y sus hombres, en forma de un pasado denso y oscuro que les empuja a un presente frágil e incierto. Ahora, en Cartago, aprenderán a vivir entre la sospecha y la desconfianza de los cartaginenses poderosos, que los reciben como una amenaza, y el amor esperanzado de la reina Elisa que lee en el destino de estos exiliados la alianza que necesita Cartago. Sin embargo, Elisa no sabrá leer entre líneas que el pasado y el presente de Eneas dibujan un futuro que escapa a los deseos de los hombres, de los pueblos, que ningún humano puede cambiar. Un futuro del que surgirá Roma, la otra gran civilización clásica de occidente. Pero esta vez, como sucede a lo largo de nuestra historia, el origen de algo grande y nuevo conlleva un sufrimiento inhumano. Eneas sacrificará su amor por Elisa en una de las despedidas más estremecedoras que jamás hayamos leído, vivido.

La autora lanza con el arco de su tinta las voces de Eneas, de la reina Elisa, de su hermana sacerdotisa Ana y de Eros, el dios del amor, el arquero sin tiempo que con sus palabras nos desvela que la experiencia del amor y la pérdida ocurre siempre de la misma manera.  A través de las páginas escuchamos el silbido de un pasado narrado en presente por todas esas voces, en perfecta armonía. Nos ofrecen las claves para conocerlo mejor, deleitarnos y conmovernos. Pues no hay experiencia humana que no haya sido vivida en este viaje sin retorno de aquellos exiliados de guerra, y que no haya logrado turbar los ojos de los dioses.

Virgilio e Irene rompen las barreras temporales y saltan los límites espaciales para propiciar nuestro propio viaje como lectores. Virgilio, testigo de la partida de Eneas y la desolación de Elisa. Irene, testigo de sus efectos y de la profundidad de su legado. Nos mecen en un mar que es relato, con la luz y  el sabor del mismo mar que todavía hoy inspira a poetas a la vez que sigue arrastrando tragedias extranjeras hasta sus ásperas y hostiles playas.

El silbido del arquero nos recuerda que, como cualquier mortal, los héroes hacen suya la belleza rara de esa lucha constante y derrotada de antemano que es vivir. Y en el intento,  alivia nuestras heridas con sus palabras:

Mis versos transformarán las penas en música… mañana, con la primera luz del alba, empezaré a escribir.” (p 205)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s