LOS MISTERIOS DEL SEÑOR BURDICK ( y III)

Y continúan los microrrelatos basados en las ilustraciones de Señor Burdick.  Esta es la última entrega.  Si quieres ver las dos anteriores, pincha AQUÍ y AQUÍ.

SOLO POSTRE

Solo postreAcercó el cuchillo y se iluminó aún más.  Al cortar la calabaza por la mitad, descubrió que dentro había una luz cegadora que no le dejaba ver lo que había en el interior.  Siguió la luz y cuando por fin consiguió aclararse la vista, se dio cuenta de que ya había cruzado al otro lado.  (Andrea, Enock y Yaiza, 2º ESO C)

EL ARPA

el arpaTodo el pueblo estaba atemorizado, nadie quería ir al bosque, donde se escuchaba el misterioso sonido de un arpa.

Un día me armé de valor y fu con mi perro para averiguar si era verdad.  Me adentré en las orillas del arroyo y, cuanto más me acercaba menos se escuchaba la melodía del arpa, y del agua salían ondas como si fueran pisadas.  Cuando la música dejó de sonar del todo, las ondas se acercaban hacia nosotros, y mi perro ladraba sin parar.  Tenía que ser un espíritu.  Así que es verdad, pensé, es realmente cierto.  (Elisa y Marta, 2º ESO C)

Ella, una niña llena de alegría tocaba el arpa todos los días.  Un día se sintió muy triste y fue a un lugar encantador que solo ella y su arpa conocían.  Pero el destino lo quiso y la niña cayó al río.  Su hermano buscó y buscó, pero nunca la encontró.  Un día paseando encontró un lugar donde nunca había estado.  Allí estaba el arpa, tocando sola la canción de su hermana.  Así que es verdad, pensó, es realmente cierto.  (Esther y Ana, 2º ESO A)

extravío en VENECIA

Extravío en VeneciaAún con sus potentes motores en reversa el trasatlántico fue arrastrado más y más en el canal, destrozándolo todo a su paso.  Pero el barco, de repente, se encalló y se quedó muy quieto enfrente justo, casi rozándole la nariz, de un niño pequeño.  Parecía cosa del destino que un barco tan grande y poderoso se encallara justo frente a un niño indefenso.  ¿No te parece extraño?  (Galo, Adrián y Pablo, 2º ESO C)

LAS SIETE SILLAS

Las siete sillasSiete monjas de un convento descubrieron que el obispo había incumplido sus votos.  Las monjas le increparon y amenazaron con contarlo y hacerlo público.  El obispo les ofreció concederles un deseo a cambio de su silencio.  Nadie supo nunca de la vida pecadora del obispo.  Al día siguiente aparecieron las siete monjas levitando sobre siete sillas en siete países distintos.  La quinta silla apareció en Francia. (Guillermo y Ricardo, 2º ESO B)

La quinta silla terminó en Francia.  La parte positiva es que las monjas viajaron gratis, aunque no sabían si habían viajado en turista o en primera clase.  ¿Será el nuevo transporte del Papa en sus viajes oficiales?  (Juan Ángel de Álava Forcén, 2ªESO C)

La quinta silla terminó en Francia.  La sexta y la séptima, con sus respectivas monjas encima, tiesas y circunspectas, con el rosario en la mano derecha y las instrucciones de montaje agarradas bien fuerte en la izquierda, aparecieron levitando en grandes catedrales de ciudades europeas.  Hay que ver, las campañas publicitarias de IKEA cada vez son más extrañas. (La profe, a partir de una idea de David, de 2ºESO A)

portada2Todos los relatos publicados en las entradas tituladas LOS MISTERIOS DEL SEÑOR BURDICK (I, II y III) así como la introducción que aparece en la primera entrada están basados en el maravilloso álbum ilustrado LOS MISTERIOS DEL SEÑOR BURDICK, de Chris Van Allsburg, que el contador de historias Félix Albo nos trajo de regalo cuando vino al instituto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s