LA PRIMERA VEZ QUE LEÍ A KAFKA

LA METAMORFOSISUn día damos el salto y, más o menos conscientes, cogemos una obra “de mayores” en vez de la novela juvenil de siempre.  Luego pasa el tiempo y quizá terminemos por convertirnos en buenos lectores: creativos, apasionados, inquietos, buscadores.  Nos empiezan a interesar especialmente algunos autores o épocas literarias, o disfrutamos de algunos géneros por encima de otros.  Y poco a poco vamos creando nuestro propio viaje literario con sus paradas y sus estaciones, sus recorridos, sus destinos obsesivos, sus lugares prohibidos. Como lectores-viajeros anhelemos ir más lejos, ser más atrevidos, más arriesgados, pero siempre con un hogar al que volver: un autor -siempre el mismo, siempre los mismos- que nos acoge a la vuelta de una decepción o de una incursión especialmente agotadora: un libro que releemos y en el que siempre descubrimos algo; esa obra que siempre nos proporciona placer y consuelo.

Para nosotros uno de esos libros es La metamorfosis de Kafka, novela corta de múltiples lecturas e identificaciones, de infinitos detalles, de palabras justas donde nada falta y nada sobra; lectura donde vislumbrar la esencia del ser humano y de su zozobra en el siglo XX, donde adivinar nuestra propia esencia y nuestra propia zozobra.  Pero… ¿recordamos qué pensamos la primera vez que leímos a Kafka?  ¿Qué sentimos?  ¿A qué conclusiones llegamos?  Posiblemente se nos haya olvidado ese momento, aplastado por el resto de análisis,  lecturas y reflexiones que le hemos dedicado después.  Pero a lo mejor fue algo parecido a lo que ha pensado David, de 2º ESO A, que se leyó La metamorfosis  después de hacer en clase de lengua un ejercicio sobre el comienzo de esa novela:

Este libro trata de cómo un hombre transformado en monstruo va perdiendo progresivamente sus cualidades humanas.  El argumento es tan bueno que te invita a seguir leyendo. Creo que hay cosas que se detallan demasiado y no tienen tanta importancia a lo largo del libro.  También los diálogos, a veces, no me han resultado fáciles de entender.  Lo que me parece muy sorprendente es el personaje de Gregor, por cómo cuenta sus pensamientos durante la metamorfosis.  El personaje que menos me ha gustado es el de la criada ya que hace lo que quiere y tiene unos gestos y un carácter muy antipáticos. Creo que el final es un poco triste ya que no me esperaba que Gregor muriera.  Pero aún así es un buen final y no lo cambiaría.  La frase del libro que más me impactó fue lo que dice la criada al ver a Gregor tumbado e inmóvil: “Miren, ha palmado.  Ahí está.  Ha palmado del todo”.  Al leerlo no me podía creer que Gregor hubiera muerto.  Mientras leía pensaba que Gregor al final se recuperaría o que viviría como un monstruo, por eso me resultó tan impactante al final. En mi opinión es un libro muy emocionante, que no te deja separar los ojos del papel, por eso recomiendo leerlo.

Anuncios

Una respuesta a “LA PRIMERA VEZ QUE LEÍ A KAFKA

  1. Kafka es un escritor muy actual. Nos hace entrar en laberintos llenos de originalidad y terror, laberintos que reflejan una sociedad extraña o una mente que se extraña o se siente extraña ante la sociedad. ¡Cuidado con entrar en sus novelas, en sus laberintos! Puedes perderte tras entrar o tal vez no, ¿quién sabe? Tal vez acabes por encontrarte contigo mismo dentro del laberinto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s