ÁNIMA, de Wajdi Mouawad

animaÁNIMA. Wajdi Mouawad. Ed. Destino. 2014

Anima es un libro atroz, un libro que descoyunta el alma y las entrañas. Salvaje, irrumpe a través de tus pupilas hasta llegar a fibras y células de las que, antes de leerlo, no sospechábamos su existencia. No se trata de exageración alguna, Anima destroza todos los itinerarios que habías ido construyendo de lectura en lectura, brutalmente los hace saltar en pedazos, sintonizando con nuestra condición animal.

Gran parte de la fuerza arrolladora de Anima se transmite en cómo Wajdi Mouawad ha dado la palabra protagonista a los animales. La relación entre las palabras, las cosas y las ideas ha fascinado al ser humano desde que tiene conciencia de sí mismo. Resulta muy inquietante constatar cómo el libro adopta la forma de un bestiario en el que diferentes animales narran lo que va sucediendo desde sus específicas estructuras perceptivas y formas de relación con los seres humanos. Con una impotencia consentida y cómplice, el lector comprobará  la profundidad que alcanza la narración, su lirismo, su violencia sin contemplaciones, no apta para todos los públicos.

La historia comienza cuando el protagonista regresa a casa en la zona de Quebec, en Canadá, y  se encuentra el cuerpo de su mujer embarazada, espeluznantemente violada y asesinada. En el entierro, desde el cielo azul que cubría el cementerio y la desolación, el cuervo nos anuncia:  “Todo eso era el mundo, y he tenido la impresión de que ese mundo, visto desde el azur del cielo donde me mantenía casi inmóvil, sostenido por la espesa masa del aire, estaba animado por el movimiento monumental de un huracán cuyo ojo era la fosa donde reposaba el cadáver cubierto de flores rosas y rojas de la mujer a quien él amaba”(Corvux coras).  A partir de este momento, su duelo no va a ser un duelo común, todo un viaje hasta los límites de la experiencia humana le espera. Los animales narradores desvelan que el asesino es un temible y violento conocido en la zona, pero inasequible para la policía porque vive bajo las normas de la reserva india, normas que para los indígenas son ley inquebrantable. Wahhch Debch, el protagonista, decide adentrarse en este universo paralelo que le conducirá a atravesar nuevas fronteras que no hubiera imaginado jamás: “Estaba claro. Así era. Necesitaba irse, lanzarse a una persecución desenfrenada e intentar atrapar a una sombra como uno intenta atraparse a sí mismo” (Pan troglodytes -chimpancé-).

Sin embargo, no caminará solo, diferentes animales le observarán mientras viven siguiendo la ley natural, conectados unos con otros, percibiendo diferentes dimensiones de este ser humano que página a página irán trasladando al lector. También lleva consigo un pasado que aún desconoce y que le une al Líbano a través de un dramático cordón umbilical. Es tan doloroso y lacerante, que la persecución por gran parte del territorio canadiense y norteamericano se dibuja como una misteriosa, excitante, oscura y densa deriva hacia los límites de su propio ser.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s