LA CASA DE BERNARDA ALBA, de Lorca

Copia de la casa de Bernarda (foto)

Fotografía realizada por Javier Lucas

Algo tiene La casa de Bernarda Alba que nos sobrecoge.  Algo tiene que nos estremece.  Algo tiene que nos identifica.  Quizá sean las imágenes que es capaz de evocar en nuestra mente, imágenes fuertes, definidas, vibrantes, poéticas.  Quizá sean los sentimientos que subyacen, sin duda universales: el miedo, la rebeldía, la desesperación, la envidia, el deseo, el orgullo.  Quizá sean las palabras, esas  palabras de Lorca, llenas de evocaciones, que en forma de poema o puestas en boca de un personaje dramático son capaces de, en el sentido más etimológico del término, conmovernos.   O quizá que, como toda la gran literatura, se convierten en un espejo en el que fielmente nos vemos reflejados,  descubiertos y acompañados.

Después de leer La casa de Bernarda Alba en clase de 4º ESO (lo hicisteis muy bien, chicas), se les propuso a los alumnos realizar trabajos donde tuvieran que plasmar de forma audiovisual (o solo visual, o solo audio) algún aspecto relevante de la obra (simbolismo, estructura, personajes, argumento…).  Los trabajos recibidos han sido muchos y variados, y algunos verdaderamente sorprendentes, directos, poéticos, simbólicos en sí mismos. Os presentamos aquí algunos de los mejores.

En primer lugar, una fotografía realizada por Javier Lucas, que es la que ilustra esta entrada. ¿Es posible conceptualizar mejor y de una manera más sencilla esta obra maravillosa? Creemos que no.

También este tema, compuesto y cantado por Diego Gil.  Diego confiesa haberla compuesto en media hora, pero lo cierto es que definir a Adela diciendo “ella quería mucho más de lo que podía/ tenía un vestido verde y mucha rebeldía” nos parece genial.

El vídeo que ha presentado Alodia Gimeno (en el que han participado también otras compañeras de clase), mostrado como un anticipo de una supuesta película adaptación de la obra, nos ha gustado por el acierto en la elección de los fragmentos del libro, por el montaje tan cuidado, por el rodaje (en esa casa que empieza a convertirse en nuestro lugar favorito para recrear ambientes, da igual el Afganistán de Mil soles espléndidos que una casa andaluza de principios de siglo XX), y porque somos conscientes de que un trabajo así lleva muchas horas detrás, y también muchas ganas y mucha ilusión. Y absolutamente perfecto ese primer plano de los pies de Bernarda sobre un suelo como un espejo (“Si Bernarda no ve relucientes las cosas, me arrancará los pocos pelos que me quedan“, dice la Poncia).

Juan Bernad ha presentado un montaje fotográfico lleno de simbolismo:  Bernarda da la espalda a las necesidades de sus hijas, especialmente a Adela, representada con la puerta verde.

trabajo lengua

El vídeo de Andrés Miguel es más intelectual, más académico, pero lleva detrás un trabajo técnico y de conceptualización interesante.  Sin olvidar que la música, también compuesta por Andrés, refleja a la perfección ese ambiente poético e hipnótico en el que nos sumerge la obra.

También habéis realizado bastantes maquetas.  Quizá una de las más atractiva sea la de Naiare Rodríguez, que representa un teatro con un público atento que presencia el final de la obra.

IMG-20140525-WA0001
Por último, queremos añadir un trabajo un poco más… alternativo. El final de La casa de Bernarda Alba, cómo es y cómo debería haber sido, según la animación de Sebastián Ciocarlan.

Ha habido muchos más: dibujos, carteles, árboles genealógicos, maquetas hechas con todo detalle… pero lo importante, sin duda, es que la voz de Lorca nos ha tocado una vez más el corazón.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s