DOCTOR MARIGOLD. Charles Dickens.

EL CARROMATO DE LA BIBLIOTECA

Doctor Marigold. Charles Dickens. Contraseña editorial. 2012.

cubiertacontrase–adoctor.indd                           Escrito el 6 de enero de 2013

Los reyes Magos han venido esta mañana, justamente cuando después de desayunar he terminado de leer Doctor Marigold. El regalo que ha sido su lectura durante los últimos días de las vacaciones de Navidad ha sido eso, el mejor regalo de Reyes que he tenido en muchos años. Tantos, que lo primero que me he preguntado es cómo he podido vivir 46 años sin haberlo leído, sin conocer siquiera su existencia, ajena por completo a esta narración con la que Dickens, otra vez él, nos regala una lección de vida. Incluso la versión más dramática de mi persona se ha alarmado terriblemente al comprender que si me hubiera muerto antes de hoy, me hubiera quedado sin este regalo. Lo que hubiera supuesto no tanto la tragedia de morir más joven sino la de haberme ido de este mundo menos humana.

Estas ideas y otras se iban sucediendo en mi perpleja cabecita. Otras como la suerte de que la editorial Contraseña hubiera editado este libro, como la alegría de que llegase a mis manos gracias a una persona estupenda, como la fascinante emoción de sospechar que por mucho que leas siempre quedan libros que van a hacer mejores tus mañanas, tus tardes, tus noches.

Doctor Marigold es un buhonero, un vendedor ambulante de calderos, bandejas, y otros cacharros principalmente de metal. Si algo caracterizaba a estos chamarileros era su capacidad para persuadir a las gentes de los pueblos de que sus trastos bien merecían las monedas por las que se los ofrecían. No era un oficio fácil, requería creatividad, ingenio, sentido del humor, gracia, paciencia, para vencer reticencias y llegar a entusiasmar, para ser cada día de un pueblo distinto, para pasar la vida entera recorriendo caminos y carreteras.

“Yo nací en la carretera de la Reina, aunque en esa época todavía se llamaba “del Rey”. Mi padre hizo venir a un médico para que atendiera a mi madre cuando ésta se puso de parto en un ejido; como este doctor era un caballero muy bondadoso y se conformó con aceptar una bandeja de té por toda retribución, a mí me bautizaron Doctor como muestra de gratitud y respeto hacia ese hombre. Ese soy yo. Doctor Marigold.”(p 10)

Así comienza la narración que nos sumergirá en la vida de este hombre bueno, sincero, humilde, sabio, alegre, conmoviéndonos en todas las vivencias que va experimentando, gracias a su forma de contarlo. Siempre había pensado que es crucial la forma de contar las cosas, hasta en una conversación familiar por intrascendente que pueda parecer, pero Doctor Marigold nos lo revela como un profeta de la palabra. Así, mientras su cháchara nos encandila, conoceremos a su trastornada mujer, a su niña, ese primer ángel que no pudo o no supo proteger, a un gigante que tiene la llave de su felicidad futura, a su segundo ángel, su segunda oportunidad, al que sí que sabrá rescatar de la miseria y de un mundo atronadoramente silencioso. Disfrutaremos de su metamorfosis, el buhonero-escritor, de la nuestra, el lector-buhonero, representadas en la de ese destartalado carromato que termina convirtiéndose en el carromato biblioteca.

Pero no adelantemos los sucesos, como dice el protagonista. Vamos, lector, vamos, no pierdas tiempo, no tanto como el que yo he perdido, escucha a este buhonero de quien enseguida te vas a sentir como un viejo amigo y descubre, antes de que se marche de nuevo, su última receta “Para tomar durante toda la vida”( p 69)

Anuncios

3 Respuestas a “DOCTOR MARIGOLD. Charles Dickens.

  1. Me lo he leído de un tirón y me ha encantado.
    Milhojas, milgracias por presentármelo!

  2. ¡Oy, oy, oy … A que me lo leo este finde!

  3. Hay que hacer un verdadero esfuerzo para no salir corriendo hasta la librería más próxima a comprar el libro después de haber leído esta entrada del blog (preciosa, de verdad). Yo esperaré un poco por si pudiera ser un deseado y maravilloso regalo de cumpleaños.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s