LA VOZ DORMIDA, de Dulce Chacón

portada-voz-dormidaLA VOZ DORMIDA  Autora: Dulce Chacón.   Editorial: Alfaguara, 2002.

Aunque parezca extraño, los libros no se deben leer: se deben releer”.  Esto lo dijo el  gran escritor de origen ruso y nacionalizado estadounidense Vladimir Nabokov.  Solo al releer un libro nos podemos alejar lo suficiente de la trama que ya conocemos para poder apreciar la verdadera esencia de un libro: el estilo y la estructura.  (Vladimir Nabokov, Introducción a la literatura europea).  Pues bien, me he releído La voz dormida por tercera vez, y tengo que reconocer que, aun concentrada en el análisis de la estructura y el estilo de su autora, Dulce Chacón, la impresionante historia que cuenta se cuela poco a poco entre narradores omniscientes, prosas poéticas y flash back, para acabar provocando más de un nudo en la garganta.  También decía Nabokov que “Al leer, debemos fijarnos en los detalles, acariciarlos“.  Y este es un libro lleno de detalles que iluminan como pequeñas luces toda la novela: un cuaderno azul, un trocito de tela, unos guantes, unos pendientes,  un tono desafinado al cantar, las horquillas de un moño, una coleta pelirroja, unos ojos azules que miran con miedo, una  silla de anea, un reloj que marca las ocho y diez…  En realidad, es una novela contruida a base de detalles.

La voz dormida nos cuenta la historia de cuatro mujeres: Hortensia, Reme, Tomasa y Elvira, que coinciden en la cárcel de mujeres de Ventas en los durísimos años de la primera posguerra.  La obra, que tiene como hilo conductor a Pepita, la hermana de Hortensia, nos va desgranando la vida cotidiana en la cárcel, pero también nos lleva a conocer la vida anterior de cada una, los motivos que las llevaron a la cárcel, sus pensamientos, ilusiones, recuerdos, sentimientos…  todo ello de la mano de un narrador cómplice que mima al lector y a los personajes.  Los capítulos son cortos, las palabras están elegidas con cuidado, y todo -personajes, tiempos, recuerdos, realidades, futuro- se teje con delicadeza formando una red a nuestro alrededor de la que no podemos escapar.

Durante el tiempo que leemos el libro, e incuso mucho después de terminarlo, seguimos viendo en nuestra mente las potentes imágenes que la autora ha dibujado para nosotros: una chica pelirroja que corre por el monte; una presa en una celda de castigo que grita desesperada su historia, callada durante tanto tiempo; el griterío del locutorio de la cárcel, atiborrado de tanta gente que hay que hablar a voces para poderse oír; la carcelera que masculla su desprecio entre las presas murmurando el último parte de guerra de Franco; la mujer de cuarenta y dos años que apenas puede contener su impaciencia en la puerta de la cárcel esperando que salga el hombre del que se enamoró cuando era jovencita y al que apenas ha visto a solas más que unos minutos. Y tantas otras.

Imágenes para mí tan valiosas que en su momento no quise ver la película que dirigió Benito Zambrano y que lleva el mismo título, vaya a ser que me distorsionara mis preciadas imágenes.  Puesto que es una novela de lectura obligatoria en 1º de Bachillerato me gustaría convenceros a todos los que la tenéis que leer de que no vierais todavía la película, que esperarais un poco, que merece la pena el esfuerzo de descubrir primero las palabras, sin intermediarios que os las interpreten, porque si no, seréis menos libres como lectores.  Creo que muchos ya la habréis visto y la cosa no tiene remedio, sin embargo, si tú todavía no la has visto, creo que me agradecerás la recomendación.  Y por si acaso el libro que te has comprado tiene en la portada la imagen de las actrices protagonistas de la película, te incluyo al principio de esta entrada la portada original con la que se publicó hace años.  Es la foto de una miliciana de la “Columna Uribarri” con un niño en brazos (guardada en el Archivo general de la Administración, de Alcalá de Henares), y es fundamental para enteder bien varios fragmentos de la novela.  Qué tremendo error quitarla de la portada para sustituirla por otra más comercial y cinematográfica.

A continuación tienes una guía de lectura que te he preparado.  Decárgatela y léela despacio, a ser posible después de que te hayas leído la novela por primera vez.  En ella hay muchas ideas y líneas de reflexión que tú puedes seguir con tus propias ideas y reflexiones.  Al final de la guía de lectura te incluyo una lista con todos los capítulos y algunos aspectos narrativos y temáticos de cada uno.

Guía de RElectura de LA VOZ DORMIDA

Nabokov también dijo “El esfuerzo de empezar un libro, sobre todo si es elogiado por personas a las que el lector joven considera en su fuero interno demasiado anticuadas o demasiado serias, es a munudo difícil de realizar; pero una vez hecho, las compensaciones son numerosas y variadas“.  Casi todo lo que vale la pena requiere un poco de esfuerzo, pero la verdad es que este libro es tan emocionante y está tan bien escrito y construido que, a las pocas páginas, el esfuerzo ya se ve recompensado.

Que lo disfrutes.

Anuncios

Una respuesta a “LA VOZ DORMIDA, de Dulce Chacón

  1. He terminado de leer, “La Voz Dormida” y me siento mal, impotente ante semejantes atrocidades. No hace de esto tanto, tengo 62 años y en los años que nací y crecí estaban ocurriendo estas barbaridades. Aunque confieso que no me son indiferentes ya que mi padre estuvo en la carcel en el año 1943 y por desgracia ello repercutio en la vida de mamá y en la nuestra. Tengo un nudo porque no consigo entender todo lo que ocurrío. Y ahora todos los que se supone amaban a España más que la clase obrera, estan llenos de “mierda” y no pasa nada. ¿Como pueden dormir? ¿Y sus hijos que piensan de ellos? ¿O son como ellos? A veces creo volverme loca, no encuentro respuesta. Soy Catolica, y tambien me duele que la Jerarquía de La Iglesia, esté tan llena de “mierda” como ellos. Afortunadamente quedan “Sacerdotes” muy implicados con los más desfavorecidos. Me encantaria conocer a la mujer que ha hecho posible esta novela. Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s