A DESTIEMPO

A destiempo suele llegar la muerte, demasiado pronto, demasiado puntual incluso demasiado tarde. Qué pocas veces el sueño eterno culmina los sueños de una vida. Ha muerto uno de los escritores que más ha jugado con ella y con el tiempo que se nos presta. Desde nuestro MILHOJAS queremos recordar a Agustín García Calvo, filólogo, traductor, filósofo, escritor, profesor e invitaros a acercaros a su obra llena de vitalismo desbordante e irreverencia brillante.

LIBRE TE QUIERO

Libre te quiero,
como arroyo que brinca                                   Fotografía de Elene Usdín
de peña en peña.
Pero no mía.

Grande te quiero,
como monte preñado
de primavera.
Pero no mía.

Buena te quiero,
como pan que no sabe
su masa buena.
Pero no mía.

Alta te quiero,
como chopo que al cielo
se despereza.
Pero no mía.

Blanca te quiero,
como flor de azahares
sobre la tierra.
Pero no mía.

Pero no mía
ni de Dios ni de nadie
ni tuya siquiera.

Agustín García Calvo
(Canciones y soliloquios, 1976)

Anuncios

29 Respuestas a “A DESTIEMPO

  1. Libre te quiero,
    como el viento
    que difunde el pensamiento
    Pero no mía.

  2. Libre te quiero,
    como mi corazón
    lleno de sentimientos.
    Pero no mía.

  3. Libre te quiero,
    como brisa que vuela y acaricia
    cada mañana.
    Pero no mía.

  4. Libre te quiero,
    como lienzo que,
    recien estrenado en que,
    el pintor se expresa.
    Pero no mía.

  5. Libre te quiero,
    como el viento
    acaricia nuestros cabellos.
    Pero no mía.

  6. Libre te quiero
    como el sol por la mañana
    del uno al otro confin
    pero no mia

  7. Libre te quiero,
    como polluelo que arranca
    en su primer vuelo.
    Pero no mía.

  8. 1ª opción:
    Libre te quiero,
    como los ángeles que
    por entre las nubes vuelan.
    Pero no mía.
    2ª opción:
    Libre te quiero,
    como mis latidos
    que por ti laten.
    Pero no mía.

  9. (corrección)
    Libre te quiero
    como el surfero que va
    de ola en ola.
    Pero no mia.

  10. Libre te quiero,
    como la brisa
    de la mañana.
    Pero no mia.

  11. Libre te quiero como
    el rocío en las hojas
    al amanecer.
    Pero no mía.

  12. Libre te quiero,
    como lágrima escurridiza
    por tu mejilla.
    Pero no mía.

  13. Libre te quiero,
    como la lluvia
    que alimenta los campos.
    Pero no mía.

  14. Libre te quiero,
    como agua que mana
    sin cesar del arroyo
    pero no mía.

  15. Libre te quiero,
    como el suerfero que va
    de ola en ola.
    Pero no mía.

  16. Libre te quiero,
    como cordel cabalgando
    por miles pampas.
    Pero no mía.

  17. Libre te quiero,
    como la cálida brisa
    que despierta cada primavera.
    Pero no mía.

  18. Libre te quiero,
    como el sol en el cielo
    cada mañana.
    Pero no mía

  19. Libre te quiero,
    como música llenando espacio vacío
    fuera del pentagrama.
    Pero no mía.

  20. Libre te quiero,
    como mis recuerdos
    en el corazón.
    Pero no mía.

  21. Libre te quiero,
    como mis pensamientos
    en la pradera soñada.
    Pero no mía.

  22. Libre te quiero,
    como recuerdo pasajero
    en tu corazón.
    Pero no mía.

  23. Libre te quier,
    como una nube
    en el cielo.
    Pero no mía.

  24. Libre te quiero,
    como pájaro en su vuelo
    de rama en rama.
    Pero no mía.

  25. Libre te quiero,
    como las olas batiendo
    de roca en roca.
    Pero no mía.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s