FILOSOFÍA EN 17 SÍLABAS

Las ideas filosóficas son universales y acompañan a las  experiencias del ser humano. Por eso no son patrimonio de nadie, ni siquiera de la Filosofía misma, que se amplía y enriquece cuando las capta y disfruta en manifestaciones culturales que van desde las creaciones artísticas hasta las hipótesis y teorías científicas. Tampoco se sujetan a una cultura, por eso es tan apasionante sentir y comprender su presencia en la escultura de pueblos africanos, la arquitectura de pueblos precolombinos, o en la poesía oriental.

Alumnos/as de filosofía han seguido el rastro de las ideas filosóficas en la cultura oriental. Sobre ellas han escrito haikus y han creado las imágenes para dotarlos de una dimensión plástica. El resultado está en este vídeo en el que, con 17 sílabas, una vez más la filosofía ha tendido puentes. Nuestros alumnos/as ya lo han cruzado.

Anuncios

EL BAILE DE LAS LUCIÉRNAGAS

Misiles israelíes interceptados en Siria. (Imagen tomada de http://www.elmundo.es)

Desde la azotea de mi casa, que a cada momento grita a los cuatro vientos que no va a poder aguantar mucho más, observo la ciudad donde crecí y que ya apenas reconozco.

Me envuelve la noche tibia, oscura y silenciosa. Conteniendo la respiración observo sin ninguna sorpresa la estrella fugaz que como siempre anuncia el delicado ballet de las luciérnagas.

Contemplo sin cesar el cielo donde los puntos de luz no dejan de bailar al compás de una música trágica, siniestra y desafinada.  Tras cada espectáculo, tras cada danza, siento que mi alma desfallece de alivio y cansancio, pero siento que esta noche es diferente…   Esta noche el espectáculo debe continuar.

Una última luciérnaga de metralla se abre paso hacia mí, amenazante, pero no me molestaré en resistir.  Al contrario, a falta de apenas unos segundos para que me alcance, extiendo mi mano para que se pose en ella.

No me sorprende la violencia con la que me arrastra a su ballet macabro. Quizá así consiga formar parte de esa danza y encontrar un cielo sin guerra.

Sin guerra, querida Siria.

(Con este relato tan especial, la alumna MARIAM KAJOUAI, de 1º de Bachillerato, ha quedado finalista en el Concurso 4 Artes.)  ¡Enhorabuena!

EL LECTOR, de Bernhard Schlink

No podía faltar en nuestro MILHOJAS El lector, de Bernhard Schlink, que en realidad casi no es un libro, sino  una red que nos atrapa y nos arrastra.  Que no nos deja indemnes.  Que nos deja tiritando. Que nos cuestiona. Por eso es un libro de oferta obligada para bachillerato.  Porque siempre obra la magia de consolidar un nuevo buen lector.

David Baldovín, de 1º de Bachillerato, nos deja aquí sus reflexiones sobre esta novela.  Una vez más, El lector ha establecido un diálogo con otro lector:

Adoro los libros en los que cabe un hueco para ti, en los que te pierdes y te encuentras a la vez, los que establecen un vínculo entre el escritor, las palabras, y tú.  Esos libros que parecen calcar tu vida y profundizar en ti. El Lector es uno de esos libros.

Trata de buscar el difuso límite entre culpa y perdón, justicia y comprensión, inocencia y libertad, todo enfocado desde una historia de amor. Sin embargo, no es una historia de amor cualquiera.

El romance de Michael y Hanna es fruto de la casualidad que une dos rectas itinerantes. A veces chocan, cortan, se encuentran y separan, otras veces se unen en una sola línea, otras tantas son dos paralelas que parece que nunca colisionarán. Siempre acaban uniéndose. Por una parte, es un primer amor adolescente que estalla como una supernova, palpita y muere, pregunta y contesta, vuelve a preguntar. La otra parte, la de Hanna nunca quedó clara.

Siento que he entendido a la perfección el personaje de Hanna.  Es aquella persona que nunca sabes cómo va a actuar, es quien te atrae por algo que se superpone a lo físico, y quien, al marcharse, nunca dejas de pensar en cómo le habrá tratado la vida. Esa persona que es misterio e intriga, con quien la vida te une para resolver. Esa persona a quien te guardas en tu interior esperando que algún día crezca en ti.

Las tres partes del libro representan tres fases en la vida de Michael. Son tres fases en las que el amor cobra diferente forma. En la primera, este irrumpe con los esquemas del adolescente, hace replantearse la vida desde un punto que jamás había existido antes para él.   Hannah se convierte en una diosa, en una musa, en algo intocable, a quién tiene que agradecer por estar a su lado.

En la segunda parte, toca el semejante sentimiento de una forma más discreta; transformado ahora en mera curiosidad, en inquietud, se mezcla con la culpabilidad y la razón.  No obstante, en él sigue la llama adolescente que hace que el corazón arda en preocupación y bombee toda la sangre de su cuerpo en una simple palabra jurídica. Finalmente, la última parte del libro, coge ese corazón hiperactivo y lo erradica por completo. Relata los hechos como si la pasión no existiera, como si amor significase compromiso.

De esta forma, podemos decir que El Lector recoge todos los aspectos y transformaciones que sufre el papel del amor a lo largo de la vida, como una cascada inagotable cuya agua va escaseando a lo largo del tiempo. Aquí es donde nace el debate sobre si realmente es así, si estamos predestinados a arder y apagarnos, o si esto es a causa de un romance fatídico, de desaprovechar y girar la cara ante las oportunidades.

El amor es lo que sustenta nuestra vida, lo que funciona de plantilla, hace de esquema y engranaje y, es por eso, por lo que El Lector me ha gustado tanto, porque ha sabido describirlo, tanto su esencia pura, como los choques que tiene ante la ética y la culpa.

En resumen, es un libro que te empuja y te hace vacilar; Después de leerlo, te obliga a mirar al frente y te hace sentir como un funambulista con los pies en el suelo.

LA IMAGEN DEL MES. ANTIHÉROES (desde 2012) de Susana Blasco

En mayo, la biblioteca acoge una fotografía desconcertante. Seis rostros diferentes, cada uno con un objeto superpuesto que, en cierta medida, modifica su naturaleza y detona cuestiones sobre la relación sujeto – objeto en la persona que los contempla. Una nueva provocación del departamento de Plástica para que nos detengamos a mirar.

   OBJETOS QUE TRANSFORMAN

El poder de evocación de los objetos se evidencia en esta selección de fotografías recreadas por Susana Blasco. Una botella antifaz, la alegre cabellera de palomitas, un niño con cara de llave de juguete mecánico o una furtiva lágrima de pipa de girasol.

Presentan una composición básica, fondo y figura. Son retratos con fondos casi neutros, algo de claroscuro difuminado, y rostros sobre los que se coloca un objeto, como si se posara distraídamente pero que cambia la lectura de la imagen. Con ironía, sorpresa o con humor, se crean nuevas  miradas, nuevas caras.

Las proporciones entre los rostros y los objetos no son tan casuales, son las que facilitan esa transformación mágica.

Apenas interviene el color, no tiene protagonismo, no hace falta, son las formas y la nueva interpretación del espectador la que entra en juego, sí, porque hay un juego cómplice con el espectador.

Susana nos cuenta que este trabajo ha surgido de la casualidad, la experimentación y el juego. Son fotografías realizadas con teléfono móvil de distintos objetos cotidianos colocados momentáneamente sobre retratos antiguos. Sin retoque fotográfico alguno las imágenes se publican en instagram con el #antiheroes_sb.

Este proyecto surgió en enero de 2012 y sigue aumentando en obras y en número de seguidores. Además de su presencia en redes sociales ha sido expuesto en diferentes ciudades españolas, también en Zaragoza, así como en el extranjero.

Para saber más:    https://susanablasco.com

por Teresa Lorenzo.

 

impactante EL ENCAJE ROTO

EL ENCAJE ROTO en una palabra (nube elaborada a partir de las respuestas del grupo 1º Bto C)

Espectaculares,  actuales, feministas, intrigantes, duros, sombríos, reflexivos, revolucionarios,  alucinantes…  son algunos de los adjetivos con los que nuestro alumnado de 1º de Bachillerato ha calificado los cuentos de El encaje roto, de Emilia Pardo Bazán.  Pero el adjetivo más repetido ha sido impactantes.  Y es que no hay duda de que los 35 relatos de doña Emilia que conforman la Antología de relatos de violencia contra las mujeres y que ha publicado la editorial Contraseña, reflejan una realidad injusta y dolorosa de la época de la novelista y de la nuestra.

Portada de El encaje roto, con ilustración de Elisa Arguilé.

Las palabras, los detalles y la crudeza propia del Realismo y del Naturalismo han resonado en nuestras aulas con un impacto atronador.  Leemos,  y línea tras línea se despliegan cientos de detalles estremecedores.  Pequeños gestos, miradas y silencios dibujan todo un universo que nos revela cómo eran las mujeres del XIX y cuánto de ellas queda en nosotras:

Fíjate en Antonia (El indulto), sentada en una silleta junto al fogón, pensativa, y observa cómo se encoge de hombros en un gesto entre la desesperanza y la resignación. Escucha el silencio de Ildara (Las medias rojas), que aprieta los dientes para no gritar de dolor mientras con las manos se protege inútilmente la cara de la paliza que le está dando su padre y que la dejará esclavizada a su lado el resto de su vida.  Siente sobre tu sien -que es la sien de Florael metálico frío de un círculo de hierro, y comprende,  a la vez que ella y con un miedo atroz, que un revólver te amenaza por nada (El revólver).  Nota el temblor en las manos de Martina cuando deja encima de la mesa el guiso que les ha de servir de cena a ella y a su marido, a ver si hoy, por fin, le gusta, y no le da una paliza (Los huevos arrefalfados). Y vislumbra el gesto de horror profundo de Micaelita, caminando ya hacia el altar, ese gesto  que -cubierto por el encaje del velo de novia- solo tú, lector, lectora, puedes observar (El encaje roto).

Nos hemos referido a El revólver,  Los huevos arrefalfados, El encaje roto, Las medias rojas y El indulto, los cinco relatos que –en este orden- nuestros alumnos han nombrado como sus preferidos.  ¿Las razones?  Podemos adivinar que el final inesperado y estremecedor de El revólver, que nos hace reflexionar sobre el miedo y la dominación, tiene mucho que ver en sus preferencias.  El sinsentido de la violencia se plasma especialmente en Los huevos arrefalfados, donde se hace evidente que cualquier excusa es válida para quien quiere ser violento.  Las medias rojas nos aterroriza porque la violencia es ejercida por el padre, quien supuestamente debe proteger y amar; y porque la excusa para ejercerla es tan cercana a una adolescente como la elección de una bonita prenda de ropa. En El indulto escandaliza una justicia machista y partidista que deja indefensas a las mujeres.  Y ese final esperanzador y victorioso de El encaje roto, que parece que con una sola palabra, NO,  nos redime del dolor de tantas páginas.

Hemos nombrado cinco relatos.  Esta antología recoge otros treinta más: las historias de Dolores, Maripepiña, Cecilia, Lucía, Leliña, Elisa, Remigia… pero también leemos entre líneas los nombres de Rebeca, Leonor, Rosa, Kelly, Daría, Sheyla, Estrella, Gloria, María Jesús, María, Shylvia… y tantas otras que han muerto (este 2019, sí, pero han sido tantas, tantos años), víctimas de la violencia contra las mujeres  (en nuestro país o en cualquier otro).

Imaginemos ahora, le hemos dicho a nuestros alumnos, que Doña Emilia entra por la puerta, con sus ropas del siglo XIX, su mirada penetrante y su ironía impenitente.  Aquí y ahora, en mitad de la clase de lengua.  Aprovechad, ¿qué le diríais?  En la imagen que está a continuación aparecen algunas de las respuestas.  Una en especial nos ha llamado la atención:  “Gracias por no dejarte intimidar”.

¿QUÉ LE DIRÍAS A DOÑA EMILIA? Nube elaborada a partir de las respuestas del grupo 1º Bto C.

MOONLADY EN LUCHA LIBRO. “5,4,3,2,1… ¡PUÑOS AL TECLADO!

Moonlady es, en realidad, Ángela Marco Cueva, una de nuestras alumnas de 2º ESO que ha quedado la segunda en el primer campeonato de “LUCHA LIBRO” de Zaragoza. Se trata de una competición en la que los luchadores pelean con palabras. Este peculiar combate procede de Perú, donde se celebra con auténtica pasión por la escritura improvisada. Nuestro país la ha importado a dos ciudades, Valladolid y Zaragoza y en la primera gran final de nuestra ciudad, celebrada el pasado viernes, 8 chicas, sí señora, 8 jóvenes escritoras han competido con sus relatos improvisados por el primer premio. Y allí, brillando como nuestro satélite estaba Ángela, Moonlady, encapuchada al estilo de lucha mejicana, como sus siete compañeras finalistas.

Los escritos de las participantes tenían que incluir tres palabras escritas en una “cartela”, que solo podían  ver a partir del momento en que se empezaban a descontar los cinco minutos en los que tenían que improvisar una historia. Las letras de su teclado se proyectaban en  la gran pantalla que el público embelesado miraba sin parpadear. Familia, amigos y profesores que animábamos a Ángela nos sumergíamos en aquellos asaltos de los que iba saliendo vencedora. Nervios, tensión y emoción, mucha emoción, porque el talento de Ángela es extraordinario, su capacidad para “voltear” la historia en sus sorprendentes finales dejó K.O a sus contrincantes por dos veces, por eso llegó hasta el último  asalto.

E.Hemingway, A M.Matute, Horacio Quiroga, Augusto Monterroso, Adolfo Bioy Casares, Julio Cortázar en este peculiar “ring de palabras”. Entre consejos de grandes escritores que intentaban ser inspiradores, una a una, derrotadas, iban quitándose las máscaras personalizadas, Y llegó el último asalto, “5,4,3,2,1… ¡Puños al teclado!” Ángela, la más joven luchadora, con sólo 13 años, nos removió a todos de nuestros asientos y aceleró nuestro latido con su último relato. Desató nuestras sonrisas ante la fascinante historia que había creado. Se lo había puesto  muy difícil al jurado, que necesitó casi una eternidad para deliberar el veredicto. Circe, fue la ganadora y Moonlady descubrió su sonriente rostro mientras una ovación reconocía su talento.

Enhorabuena a Circe, la campeona y, cómo no, enhorabuena por el segundo puesto de este combate de palabras a Moonlady. Gracias Ángela, por hacernos vibrar con tus historias improvisadas, que también nos cuentan que tu valor y tu fuerza son las de una gran luchadora.

…y por fin, SABOREAMOS EL MUNDO

Xialongbao, Sarmale, Piersici, Mbourake, Quimbolitos, Sigar, Pandispan, Thiakry, Dorayaki, Gyozas  son nombres que a partir de ahora nos recordarán sabores de otras culturas,  sonrisas, miradas cómplices, impaciencia por probar por fin lo que otros habían cocinado. Y así terminamos el trimestre, degustando las deliciosas recetas preparadas por nuestros alumnos y alumnas, saboreando el mundo.

Pero no solo eso, también nos cobijamos en una jaima saharaui que se montó en el jardín, alucinamos con el taller de dibujo manga, y nos reímos y bailamos con un divertidísimo taller de cajón flamenco; cómo no, también se celebró nuestro Got Talent de siempre.

Concluimos así el proyecto de la biblioteca UN MUNDO EN MI CALLE que estrenábamos en el primer trimestre con la actividad MIRAMOS EL MUNDO , en la que las instantáneas captadas por nuestros alumnos plasmaron la belleza de la interculturalidad en nuestra ciudad y fueron la base de nuestra colaboración en un proyecto solidario con el Bubisher. Continuamos en la segunda evaluación con CONTAMOS EL MUNDO en nuestra biblioteca rescatando historias, leyendas y versos de diferentes países.  Y por fin, en la tercera, SABOREAMOS EL MUNDO con olores y sabores que nos permitieron viajar muy lejos desde nuestro patio de recreo.

Un curso entero para mirar, contar y saborear, para disfrutar y vivir de otra manera la infinita variedad que nos ofrece el mundo concentrado en nuestra calle.

DÍA INTERNACIONAL DE LA DANZA, por Karima Mansour

Karima Mansour. Imagen de Egypt Today

Karima Mansour es coreógrafa, intérprete y docente independiente a nivel
nacional e internacional. Referente en el mundo de la danza contemporánea, ella
Sigue leyendo

VÍDEOS VI ARAGONESA DE FILOSOFÍA

Un segundo merecidísimo premio ha logrado nuestro alumno de 1º de bachillerato Eduardo Palacios de la VI Olimpiada de Filosofía, dedicada este año al tema “Apariencia y realidad en el mundo actual”. También fue  finalista entre los cinco primeros el vídeo de Nicolás Elipe, Ionut Hategan y Jorge Sicilia de 1º de Bachillerato. Nuestros alumnos han realizado un magnífico trabajo para una tarea complicada, la creación de un vídeo que tenía que adentrarse en alguna de las múltiples ramificaciones de este problema filosófico.                                              Os presentamos primero el vídeo de Eduardo, Kirvex, y después el  de sus compañeros finalistas. ¡Enhorabuena! 

GUGURUMBÉ. Ensalada ‘La negrina’

Cuando el músico y compositor Jordi Savall tomó las ‘Ensaladas’ de Mateo Flecha el viejo para realizar unos de sus magníficos proyectos musicales, consiguió una auténtica celebración de la diversidad. La ‘Ensalada’ no sólo es un Sigue leyendo

“IRSE A CASA ESTÁ SOBREVALORADO”

Y por fin llegó el último día de esta interminable evaluación y media, y lo hemos celebrado por todo lo alto compartiendo sabores y olores deliciosos de recetas de un montón de países, elaboradas por nuestros alumnos y alumnas. Leíamos en sus ojos la satisfacción de compartir con sus compañeros un poco del sabor de sus países, o simplemente el placer de cocinar para los demás. Como veis, lo hemos titulado Saboreamos el mundo y ha sido la última parte del proyecto Un mundo en mi calle. Os dejamos como muestra dos fotos, pero prometemos reportaje completo a la vuelta, incluido recetario.

(Y además, hemos visitado la jaima saharaui que nos ha crecido en el jardín; hemos aprendido a dibujar manga; hemos bailado, dado palmas y admirado el arte del cajón flamenco, y nuestros alumnos han cantado y bailado en nuestro got talent particular.)

Gracias a todos los que habéis participado y a Susana, del PIEE, por su colaboración.

Todo se resume en el comentario que le hemos oído a una alumna de 2º de Bachillerato: “Irse a casa está sobrevalorado”. Pues sí. Hoy nos habríamos quedado muy a gusto un ratito más en el instituto.

LA IMAGEN DEL MES: UNA FÁBULA. EL GRECO. (Hacia 1580)

El departamento de plástica nos devuelve a los clásicos con esta imagen de El Greco. De nuevo una invitación a mirar, en esta ocasión, para converger en la luz. Luminoso abril.

Imagen del Museo del Prado.

PINTAR LA LUZ

     El Greco investigó sobre las distintas maneras de representar una fuente de luz, de hecho realizó varias versiones de este cuadro. Aquí la mirada del artista explora la dualidad entre la oscuridad de la noche y la luz como elemento esencial. Sigue leyendo

CONTAMOS EL MUNDO

Labios morados de mujer cuentan historias y relatos de otros lugares pero historias y relatos que nos identifican al fin.  Esta potente ilustración de Manuel Sierra diseñada para quienes piden justicia para Berta Cáceres nos ha servido de imagen para CONTAMOS EL MUNDO,  la segunda intervención de nuestro proyecto Un mundo en mi calle, con el que seguimos disfrutando de la interculturalidad en nuestro centro, nuestro barrio y nuestra ciudad. Sigue leyendo

CAUTIVO Y DESARMADO

En el día de hoy, cautivo y desarmado el Ejército Rojo, han alcanzado las tropas nacionales sus últimos objetivos militares. La guerra ha terminado.

Este fue el último parte de guerra emitido el 1 de abril de 1939, hace hoy ochenta años.  Después no llegó la paz, sino la represión, el exilio y el silencio.  Queremos recuperar hoy una de las entradas más visitadas de nuestro MILHOJAS: la reflexión sobre LA VOZ DORMIDA, de Dulce Chacón.  Una novela imprescindible que recupera las voces dormidas de tantas personas que vivieron, dentro o fuera de España, en las cárceles, en el exilio, en el silencio amedrentado de sus casas, las décadas siguientes a nuestra guerra civil. Sigue leyendo

CAMINAR, de Jorge Martínez (Dos poetas en el Moncayo, Editorial Olifante, 2018)


Un poema puede despertar en nosotros tantas ideas, emociones, deseos que, en cierto modo,  nos ayuda a conocernos mejor. Algo así ha sucedido cuando hemos descubierto este poema del poemario El acero y el castigo, que hemos invitado a  leer a compañeros y alumnos de Poesía para llevar. Esperamos que os guste tanto como a nosotros.

CAMINAR  Jorge Martínez (Barcelona, 1979)

Caminar es tejer con los zapatos
esta tela de araña del olvido. Sigue leyendo