LAS MADRES NEGRAS, de Patricia Esteban Erlés. IV Premio Dos Passos a la Primera Novela. Galaxia Gutenberg

Fotografía de MILHOJAS

Las madres negras, la primera novela de Patricia Esteban, es un grito helándose en el paladar. En cada página, las manos del lector se tensan con una fuerza desconocida. Al detener la lectura, uno se pregunta si el libro editado por Galaxia Gutenberg va a resistir hasta el final. Y el libro sí resiste pero no está tan claro que nuestra inocencia resista también. No estamos acostumbrados a codearnos con dios ni con unas servidoras de su voluntad como estas madres de alma tan negra.

Pisamos Santa vela por primera vez y el hielo se transforma en aliento petrificado desparramado en la atmósfera. La desgracia ha sobrevivido a su inseparable Larah, la antigua dueña, quedándose a vivir en la lúgubre inmensidad de estancias y pasillos inabarcables que ambas diseñaron. Cuando la madre Priscia llega con las demás, comprende que su dios no podía haber guiado mejor sus pasos. Y aunque Jesús sentenciaba lo contrario, el dios de las madres negras sí que gobernaba Santa vela, su reino en este mundo. La crueldad y la frigidez se instalaron en el orfanato. Sus normas, látigos camuflados de órdenes y deseos reprimidos, organizaban la vida de las niñas, amoldada a la del terrorífico edificio. Sin tiempo ni lugar para el juego, para la ficción, con los libros de la hermana Tilda ahogados en corrientes de cerrazón, las huérfanas trabajan sin descanso. Sin poder imaginar otra realidad que esta oscuridad gélida a la que las ha conducido el rechazo o la indiferencia de los adultos de allá afuera.

Patricia Esteban nos deja salir de Santa vela para conocer las vidas de las niñas, de Priscia y la de otros personajes antes de que su existencia terminase confinada al orfanato. Puertas afuera, asistimos al mal inoculado en Priscia adolescente, al monstruoso mundo del doctor Rudín, al vacío autómata del hacedor de muñecas, a la incierta nueva vida de Galia, al rechazo de Lavinialea, repugnante adosado de carne y hueso, a la supervivencia de Moira a todas sus muertes incluso a la de la peste, al abandono de Coro la lisiada, a la vida salvaje, libre, solitaria de Mida,  a la envidia humana y el deseo carnal de dios cosiendo el destino de Pola. Pero abandonadas a las madres negras, su pasado se desvela como oscuro presagio de la vida de mortificación que comenzaba con un bautismo de nombres nuevos y cabellos cortados precipitándose al suelo. Cómo imaginar que el mal campaba a sus anchas en Santa vela con la complacencia divina. Lástima no haberlo sabido a tiempo para intentar evitar que dios reparase en ellas.

El aullido de los lobos iniciaba nuestra lectura y nos acompaña hasta el final, banda sonora de una soledad que es hielo puro. Asentimos al volver la última página, mientras escuchamos los aullidos, comprendiendo que la vida más allá de los muros de Santa vela no es mejor. Puro hielo.

Si no sabes aún qué lectura regalar el día 23 de abril, ésta te estará acechando desde algún puesto del Paseo de la Independencia en la feria del libro.                   A veces, dejarse seducir por el mal, es un regalo.

 

 

 

Anuncios

INTELIGENCIA ARTIFICIAL. IMPRESIONES, por Andrea Tío, alumna de 2º de bachillerato

Café filosófico SAF

El 27 de marzo, la Sociedad Aragonesa de Filosofía celebramos un café filosófico sobre Inteligencia Artificial. Un café filosófico es una reunión en la que los asistentes conversan sobre un tema que se propone porque preocupa. La palabra es la protagonista en la contraposición pausada y argumentada de los enfoques. Manuel González Bedia (profesor en el Departamento de Informática e Ingeniería de Sistemas de la Universidad de Zaragoza) y David Pérez Chico (profesor de lógica y de filosofía del lenguaje en la Universidad de Zaragoza), dieron claves para tener una visión más clara de los problemas que la IA plantea ahora mismo.

Suele ocurrir que las palabras y las ideas generen nuevas ideas y palabras. Por eso, os recomendamos que no os perdáis la reflexión que nos regala la alumna Andrea Tío sobre aquella conversación.

“Ahora que somos cada vez más cuerdos, cada vez más ciegos, ahora quiero salvarme y decir esto es una lágrima, ahora que me río como dientes sonoros, ahora me pulso las arterias como mermelada, ahora siento el recuerdo, el recuerdo, esto es una lágrima.

Quiero poder pintarme caminos de ida y vuelta, para después marchar, como vuelve el oleaje. Ahora quiero saber si cabrán en mi vida seres tan como yo, si amarán la música o los pájaros, si estarán tristes también en la hora de la ausencia. Ahora yo quiero saber por qué porque si no por qué todo este camino, ahora me aterra vivir, saber si fermenta el tacto detrás de sus ojos, si observan nítido el sueño, si sostienen el oxígeno en las falanges y lo hacen girar, si no lloran mientras se abren de piernas, si no encapotan el ceño y se estiran los cabellos como chicle por el fin de lo que tuvieron.

Ahora que somos cada vez más humanos, qué voy a hacer si también ellos cantan, si no se asemejan, si como yo aprendieron el titubeo, el temblor de los troncos.”

Andrea Tío. Café filosófico 27/03/2018 (“Inteligencia artificial”)

COSAS DE FÉLIX

Félix Albo en IES Félix de Azara (ZGZ)

No sé, quizá deberíamos plantearnos empezar el curso cuando llega él, porque el tiempo en nuestra biblioteca no transcurre en el sentido de las agujas del reloj sino en el de las carreteras que mes a mes lo conducen por muchos rincones de nuestro país hasta llegar aquí. Y cuando su última historia  termina, querríamos que nuestras manos se quedaran batiendo aplausos para detener el tiempo y retrasar ese momento de despedidas y abrazos como capazos, incluso con un solo brazo, que marca las “en punto” de otro nuevo curso.

“Pespuntes” es un cuento con el que Félix Albo nos habla de cómo nace una historia y toma vida a través de sus personajes. Las criaturas de Félix se le parecen, nadie puede negar que son sus hijos, superarían cualquier prueba de ADN. No se limita a presentarlas, las introduce en nuestro universo interior mientras nos da la vuelta como a un calcetín. Por eso, hay un momento  de su narración en el que notamos que el corazón y otros órganos vitales se han convertido en piel que se estremece, se desternilla, se acongoja, haciéndonos sentir más humanos, más vivos.

Gracias una vez más por mostrar a nuestros alumnos, a sus familias, a los profesores y trabajadores de nuestro centro que aún es tiempo de contar y escuchar historias.  Ojalá para ti este reencuentro haya sido  como tú mismo escribes en Memento mori, “De esos que te dejan un sabor a hierbabuena o un olor a tierra mojada que te relaja el alma y vuelves a casa grande y pequeño a la vez”.

 Para los que queráis seguir disfrutando de FÉLIX ALBO, podéis visitar su blog, donde podréis ver sus libros, sus espectáculos, y disfrutar con sus “lunes de perita”, entre otras delicias.

 

75 años con EL PRINCIPITO

Dibujos realizados por Violeta Rubio

El Principito, de Antoine de Saint Exupéry, que cumple ahora 75 años de su primera publicación, es uno de esos libros que podríamos leer mil veces y las mil encontraríamos algún matiz distinto. En esta reseña, VIOLETA RUBIO FLYNN, de 2º ESO, nos muestra lo que ha aprendido “hasta ahora” de la mano del pequeño príncipe:

El Principito es un libro que transmite ideas por medio de metáforas, y eso lo hace precioso. Cada vez que lo leo interpreto algo distinto, siempre hay algo diferente, a pesar de ser la misma novela. Voy a explicar en esta reseña mi percepción del argumento hasta ahora:

El protagonista se hace aviador porque creo que de esa forma no tiene que tener contacto ninguno con sus contemporáneos, pues él, desde muy pequeño era creativo y sin embargo, los adultos tan solo veían lo literal. La historia comienza cuando el aviador sufre un aterrizaje de emergencia en el desierto del Sáhara. Allí conoce al principito, un niño que procede de otro planeta en el que tan solo habitan él y su flor. Describe su planeta como un lugar aburrido ya que es una rutina, todos los días debe hacer la limpieza de su planeta, hay que arrancar los baobabs porque si crecen mucho ocuparían todo el planeta, y también tiene que cuidar de su amada flor. Esto para mí simboliza la disciplina y la responsabilidad.

Todas las personas a las que el principito visita es para dejar esa rutina y poder explorar el resto del mundo. Al final de la historia, se da cuenta de que todos los personajes que han visitado estaban solos y tristes por lo que decide volver con su rosa. Yo pienso que todos los personajes son personificación de sentimientos que identifican al autor, como el cordero y la caja, a simple vista un personaje y un objeto que no influyen en la historia, pero, al final, cuando el principito se lleva al cordero a su planeta, el aviador dice:

“Me olvidé de agregar una correa de cuero al bozal que dibujé para el principito. ¿Qué habrá pasado? Quizá el cordero se comió la flor. Mirad al cielo. Preguntad: ¿El cordero, si o no, se ha comido a la flor?”

Página de facebook “Animal lector”

Esto muestra que el cordero, a pesar de ser un buen amigo durante toda la historia, se puede volver en su contra, y comerse la flor sin darse cuenta.

El rey representa la ambición y el deseo de poder. El vanidoso, que desea que todos lo reconozcan como un hombre digno de admirar, representa la vanidad y el egoísmo del ser humano. El borracho, que bebe para olvidar que le avergüenza beber, representa la falta de fuerza de voluntad. El hombre de negocios, quien se encuentra siempre ocupado contando las estrellas que piensa poseer y planea utilizarlas para comprar más estrellas, representa la avaricia y la ambición.

El farolero vive en un asteroide que rota una vez por segundo; hace tiempo le fue encargada la tarea de apagar y encender el farol. Por aquel entonces, el asteroide rotaba a una velocidad razonable y tenía el tiempo suficiente para descansar. Con el tiempo, la rotación se aceleró y, negándose a abandonar su trabajo, el farolero enciende y apaga el farol una vez por minuto, no pudiendo descansar nunca. Para mí representa la lealtad y la responsabilidad.

El geógrafo, que pasa todo el tiempo dibujando mapas, pero jamás deja su escritorio para salir a explorar, representa la obsesión por el trabajo.

Una de las formas que he aprendido con El Principito es que no hay una sola forma de ver las cosas. De niño, el aviador dibujó una serpiente que se comió a un elefante, y este dibujo es interpretado por los adultos como un sombrero. Los adultos le aconsejan dejar atrás el dibujo e interesarse por la geografía, la historia, el cálculo y la gramática. Lo mismo sucede cuando el principito le pide al aviador que le dibuje un cordero. Realiza varios intentos inútiles de dibujar un cordero. Cuando dibuja la caja y le dice que el cordero está dentro, por fin le convence. Él, al ser un niño, tiene la capacidad de imaginar de forma más abstracta. Me recuerda la importancia que tiene imaginar más allá de lo evidente.

Es inevitable acabar esta reseña con la frase que dice: “Lo esencial es invisible a los ojos”. Yo creo que deberíamos dedicar más tiempo a escuchar, a pensar. Pero sobre todo a vivir la vida con plena felicidad, humanidad y bondad.

POR FIN, FÉLIX ALBO

Hoy, el día del teatro, MILHOJAS  os anuncia que va descansar unos días y que pronto volveremos a escena, con un motivo para empezar el tercer trimestre con ganas.  El día 10 de abril, a la vuelta de las vacaciones de semana santa, tendremos a Félix Albo un día entero por el instituto.  Por la mañana, como ha ocurrido ya estos últimos cuatro años, contará para los alumnos de 4º ESO, y por la tarde, a las 19 h., disfrutaremos de PESPUNTES, una historia sobre la palabra, sobre cómo se construye un espectáculo, un personaje, una historia con amor, con ternura, con risas, muchas risas, y con algunas lágrimas, pero sobre todo con muy buen rollo.  No te lo pierdas.  Te esperamos en la biblioteca del instituto.  (Si no cupiéramos, nos iremos de excursión hasta el salón de actos).

CARMEN LAFORET, UNA MUJER EN FUGA. Por Adrián Torralba Gracia.

Adrián Torralba ha escrito para el Pasaporte Cultural esta breve y conmovedora presentación de Carmen Laforet, a partir de la conferencia de Anna Cabelle, dentro del ciclo:  “Clásicas y Modernas” de la Casa de la Mujer. Gracias por rescatarnos en tus líneas  a esta escritora que decidió desvanecerse.

Carmen Laforet, fotografía del blog Spain is culture

CARMEN LAFORET. UNA MUJER EN FUGA.

Una juventud fogosa y triunfante. Una muchacha realmente influenciable. Fue rebelde, valiente, atrevida y muy creativa. Fue la mujer de los universitarios, que encontraron en ella el desahogo de la guerra.

Se ponía el mundo por montera, con un camino de ida triunfal y un camino de vuelta estremecedor, decadente. Podría haber sido un modelo de mujer inspirador, pero un sentimiento de fracaso inundó su madurez. Sufrió una claudicación y ensimismamiento espiritual. Siete años de profunda religiosidad que hicieron decaer su obra.

Sus fallidas, aunque profundas amistades, se rompieron por el amor frustrado: Lily Álvarez y Ramón J. Sender la amaron. Sus cartas son impresiones de la tristeza y la angustia.

Pierde la sensación de libertad. Es, a pesar de su rechazo, profundamente autobiográfica. Su vida, Nada. Su problema, la autocensura y el temor a los medios. Mutó, inevitablemente, en un silencio literario que acabó con ella.

Sólo huía. De la prensa. De ella.

ADRIÁN TORRALBA. Alumno de 2º BTO.

ESCENAS QUE COBRAN VIDA, por María Aller Pena, alumna de 2º de BTO

“El teatro no se hace para contar las cosas, sino para cambiarlas”  VITTORIO GASSMAN

Grupo de teatro IES Félix de Azara con su profesor Rubén Gracia

Actuación del grupo de teatro del IES Félix de Azara. Dirigidos por Rubén Gracia

Participamos en IGUALARTE el pasado viernes 16 de marzo en el centro cívico universidad, con una actividad de teatro que consistía en unas pequeñas escenas  donde se invertían los papeles de la mujer y del hombre que la sociedad ha implantado y normalizado.

Contaba con 4 sketches. El primero, la transmisión de un partido de futbol donde el hombre es humillado por no tener ni idea de fútbol, debido a que es un deporte  “para chicas”. En la segunda observamos el cuento de Blancanieves, donde se muestra que sólo uno mismo es el dueño de escribir su propia vida, su propia historia. La tercera escena nos presenta los roles de la mujer y el hombre en la sociedad pero completamente invertidos, reflejados en frases como “tú vives de mi sueldo” o “no haces nada”, muchas de las cuales tienen que ser oídas por mujeres todos los días. La última hace referencia al cuento de la Cenicienta, en ella quisimos transmitir que realmente tienes que perseguir tus sueños, y que las otras mujeres no son “competencia” sino hermanas.

Siempre he considerado que el arte es la mejor manera de expresar y plasmar las emociones, los sentimientos, las palabras de la personas. Por ello, poder  haber tenido la oportunidad de participar en esta jornada me ha llenado de orgullo, más aún cuando el tema es la igualdad de oportunidades y derechos entre los hombres y las mujeres.

Durante los 15 minutos en los que he estado encima del escenario, he sentido que he sido la voz de muchas las mujeres que sufren la desigualdad y tal vez no son capaces de expresar  lo que sienten al ser humilladas en situaciones así.

Ha llegado el momento de luchar por una sociedad, justa, libre e igualitaria. Porque la revolución será feminista o no será.

María Aller Pena

LA FAMILIA DE PASCUAL DUARTE, de Camilo José Cela

MIGUEL MARCO, alumno de 2º de Bachillerato, ha escrito esta reflexión sobre la novela La familia de Pascual Duarte, de Camilo José Cela.

La familia de Pascual Duarte fue escrita por Camilo José Cela y publicada en 1942, y es considerada una de las más importantes novelas españolas de la posguerra. Es la primera obra del género conocido como tremendismo, y supone un punto de encuentro entre estilos como el existencialismo y el realismo.

Tiene una estructura similar a la de las novelas picarescas. El protagonista, en este caso Pascual Duarte, escribe desde la cárcel una carta a una personalidad importante, en la que confiesa el asesinato de un terrateniente, amigo del destinatario. Junto a la carta, adjunta un extenso relato en el que cuenta su vida en primera persona y se remonta a la infancia para justificar esa y otras terribles atrocidades. Las primeras líneas de dicho relato son muy sugerentes y te animan a leer la novela desde el primer momento:

“Yo, señor, no soy malo, aunque no me faltarían motivos para serlo. Los mismos cueros tenemos todos los mortales al nacer y sin embargo, cuando vamos creciendo, el destino se complace en variarnos como si fuésemos de cera y en destinarnos por sendas diferentes al mismo fin: la muerte.”

Cela presenta la trama con una gran crudeza y un lenguaje desgarrado y duro, y son recurrentes las escenas violentas.  Los acontecimientos de la novela alcanzan dimensiones grotescas y repulsivas que resultan impactantes, todo ello envuelto en una atmósfera de misterio y oscuridad que consigue atrapar al lector.

Pascual Duarte vive en un ambiente de marginación, sumido en la incultura, el dolor y la angustia. Su padre era alcohólico y violento, su madre lo trata con desaprobación y desprecio, y su hermana sucumbe a la prostitución.

A lo largo de su existencia, se suceden numerosas tragedias que marcan su vida. Se puede apreciar en él un desequilibrio mental y un impulso violento que le llevan a cometer crímenes y actos de lo más macabros, como, por ejemplo, disparar a su perra casi al principio de la obra.

“La perra seguía mirándome fija, como si no me hubiera visto nunca, como si fuese a culparme de algo de un momento a otro, y su mirada me calentaba la sangre de las venas de tal manera que se veía llegar el momento en que tuviese que entregarme; hacía calor, un calor espantoso, y mis ojos se entornaban dominados por el mirar, como un clavo, del animal. Cogí la escopeta y disparé; volví a cargar y volví a disparar. La perra tenía una sangre oscura y pegajosa que se extendía poco a poco por la tierra.”

 Uno de los principales ejes de la novela es la relación entre Pascual y su madre. Para Pascual, su progenitora es una fuente de angustia y desesperación, una carga que lo ata a la infelicidad y la insatisfacción. Critica todos los aspectos de la vida de su hijo y no acepta ninguna de sus relaciones personales, hasta el punto de que Pascual siente la necesidad de huir para escapar de sus reproches. Se trata de un personaje frío, despiadado, que no siente ninguna empatía por los miembros de su familia, y es muy probablemente la causa de la inestabilidad emocional del protagonista. Podría decirse incluso que es la antagonista de la obra.

La violencia y la muerte alcanzan un punto culminante cuando Pascual se decide a ir a por el amante de su esposa, conocido como “El Estirao”, y lo mata en una escena truculenta y característica. En esta parte, se muestra el lado más instintivo y altivo del protagonista.

“Forcejeamos, lo derribé, y con una rodilla en el pecho le hice la confesión: -No te mato porque se lo prometí…  – ¿A quién?   -A Lola.   – ¿Entonces, me quería?

Era demasiada chulería. Pisé un poco más fuerte… La carne del pecho hacia el mismo ruido que si estuviera en el asador… Empezó a arrojar sangre por la boca. Cuando me levanté, se le fue la cabeza -sin fuerza- para un lado…”

Concluyo diciendo que La familia de Pascual Duarte no es una novela fácil de leer, y tiene un argumento duro y cruento; con todo, es una obra imprescindible de la literatura española, y animo con vehemencia a leerla.

INMENSO, STEPHEN HAWKING.

MILHOJAS no quiere abrir una página nueva a modo de obituario, pero necesita despedirse de algunas personas. Sabe que las despedidas o son verdaderas o no son, de ahí que sean también tan humanas, y hoy toca decir adiós a Stephen Hawking.

La poca física que conocemos es suficiente para admirarla y comprender que el trabajo de Hawking ha sido más que sobresaliente. Si añadimos lo que sabemos de su esforzada vida marcada por la ELA, no es de extrañar que despedirle resulte emocionante y difícil.

En cierto modo, somos conscientes de haber viajado con él en el tiempo, al menos hemos compartido un tramo de este viaje hacia el futuro que él consideraba la vida misma. Asimismo, comprendemos  que los filósofos ilustrados D.Hume, J.J.Rousseau o I.Kant confesaran la suerte de haber compartido tiempo con I.Newton. La admiración que sentían por su obra Principios de Filosofía Natural, que conseguía explicar en lenguaje matemático los fenómenos físicos y la estructura del sistema solar, articulando y depurando intentos científicos anteriores, desde Arquímedes a Copérnico, Galileo, Gilbert o Kepler.

Milhojas se rinde ante la prodigiosa inteligencia de Stephen Hawking capaz de unificar las dos teorías físicas del pasado siglo, la de la relatividad y la de la mecánica cuántica, de analizar el tiempo y explicar realidades que nadie puede experimentar pero que son necesarias para comprender el universo del que formamos parte, los agujeros negros. Fue como introducir el caos en el orden, la nada en el ser y, con ellos, paradójicamente, el todo adquiría sentido. Quizá sea ésta la razón por la que deseó que en su lápida se grabase su fórmula como epitafio. Pero también podría haber adoptado las palabras que eligió I. Kant: “Dos cosas me llenan la mente con un siempre renovado y acrecentado asombro y admiración, por mucho que continuamente reflexione sobre ellas: el firmamento estrellado sobre mí y la ley moral dentro de mí”.

Algunos libros de Stephen Hawking que probablemente harán cambiar tu concepción de la ciencia, así como la medida de ti mismo y del mundo que habitas son: Breve historia del tiempo (1988); El universo en una cáscara (2001) o La teoría del todo(2002), entre otros.

LIBROS EN LAS ONDAS. Libros sobre pensamiento feminista

M.Beard, A.Puleo, A. de Miguel, M.Nash

Podemos encontrar filosofía en relatos, mitos, novelas, teatro, poesía, y siempre son una aproximación estupenda a las cuestiones que los seres humanos nos venimos planteando desde que somos humanos. Sin embargo, hay libros de filosofía que nos proporcionan profundidad y rigor en el planteamiento de las cuestiones y en la manera de abordarlas. Estos libros no siempre son fáciles de transitar, a menudo sacuden nuestras convicciones y, sobre todo, nos provocan preguntas, abren nuevas cuestiones.

Algunas profesoras y profesores que formamos parte de de la SAF (Sociedad Aragonesa de Filosofía) colaboramos una vez al mes en el programa de radio “Torre Babel”.  Su preocupación por divulgar la cultura, nos ha abierto un espacio en el que comentamos libros de Filosofía que, desde perspectivas diferentes, tratan un tema o un problema filosófico cuya trascendencia llega hasta nuestros días.

La convocatoria de la huelga feminista para el 8 de marzo y todas las manifestaciones y actividades reivindicativas que se produjeron en lugares de casi todo el planeta, fue la razón de que en el programa emitido el 7 de marzo presentásemos algunos libros que muestran diferentes aproximaciones al pensamiento feminista, todas ellas necesarias, siempre insuficientes. Los libros propuestos fueron: Mujeres y poder. Un manifiesto, de Mary Beard (Ed. Crítica); Ecofeminismo para otro mundo posible, de AliciaPuleo (Ed. Cátedra; Neoliberalismo sexualEl mito de la libre elección, de Ana de Miguel ( Ed. Cátedra) y Mujeres en el mundo.Historia, ritos y movimientos, de Mary Nash (Alianza editorial).

Éste es el podcast para escuchar el programa “Torre de Babel”con las presentaciones de cada libro. Esperamos que los disfrutéis y que los aprovechéis, porque todos comparten una exigencia de igualdad,  libertad y sostenibilidad  irrenunciables.

MILHOJAS TAMBIÉN PARA

Ilustración de Paula Bonet

“LAS MUJERES TODAVÍA TENEMOS MUCHO QUE PENSAR Y DAR QUE PENSAR PARA SALIR DEL LUGAR DE LO NO PENSADO. DEL LUGAR DEL NO RECONOCIMIENTO, DE LA NO-RECIPROCIDAD, POR TANTO, DE LA VIOLENCIA.”

Celia Amorós

VINE DE LA TIERRA Y A LA TIERRA VOY. Gata Cattana

VINE DE LA TIERRA Y A LA TIERRA VOY.  Estas palabras rapeaba Gata Cattana en el tema “De la tierra”, colaborando con Juancho Marqués. Desde que Gata Catana nos dejó en febrero del año pasado, demasiado joven, demasiado hermosa, inteligente y fuerte, seguimos buscando una luz.

Único poemario de Gata Cattana. Ed Arscesis

Se llamaba Ana Isabel García y murió con 26 años. Había nacido en Córdoba, estudió Ciencias Políticas en la universidad de Granada, pero sobre todo fue poeta y música. La niña que escuchaba flamenco creció como una rapera que publicó su EP Anclas  en el 2016 y esperaba lanzar su grito de batalla “Banzai” en el  disco con el que sacaría al mundo todo lo que llevaba dentro, su feminismo militante, una sensibilidad afilada ante las injusticias.

Volviste a la tierra dejándonos un poemario La escala de Mohs (Homos Stultus Ediciones, 2016) y el grito de mujer convertido en eco. Más que suficiente para sentirte a nuestro lado, buscando una luz.

En una entrevista que podéis ver en este vídeo, Gata decía: “En todos los ámbitos de la sociedad hay machismo, y el rap es una muestra más de lo que encontramos fuera. Como soy mujer y hago rap, llevo el feminismo a mi terreno”.

Escuchad música y letra de “Lisístrata”, tema de su trabajo Anclas, en el que todas nuestras voces de mujeres, de cualquier tiempo y parte del mundo, son su voz.

LO QUE EL ARTE GRITA

Es curiosa la fuerza que puede llegar a adquirir la suma de imagen y lenguaje.

Hace unas tres semanas fuimos mis amigas y yo a la Casa de la Mujer. La exposición de fotos IMÁGENES CONTRA LA VIOLENCIA DE GÉNERO nos dejó sin palabras.

La sala estaba llena de dibujos que habían sido pintados por un grupo de artistas, era arte; pero no arte y ya, era un arte que pretendía transmitir un mensaje desgarrador.

Cada pintura tenía un matiz especial, cada una enviaba mensajes sin parar, era como si me hablaban.

Pero, al fin y al cabo, todas querían transmitir el mismo mensaje.

Todas pedían socorro, y nos llamaban a nosotras, a las mujeres. Las pinturas estaban hartas. Hartas de sufrir violencia, hartar de sentir impotencia, hartas de ver cómo mujeres humilladas y maltratadas no hacen nada para cambiar su situación, cómo callan.

Cada imagen que veía me daba más fuerza que la anterior, gracias a ellas no sólo admiraba, sino que también reflexionaba.

Es cierto que muchas personas no escuchan lo que el arte grita. Creo que por eso debajo de cada pintura habían escrito una frase. Para que cuando la gente no entienda los dibujos, lean la frase y abran los ojos de una vez por todas.

Cuidado con el arte y la literatura, que unidos, nos empoderan para acabar con la violencia de género. Si creéis que las mujeres somos débiles, os equivocáis, y mucho.

TRAZOS ARAGONESES, por Irene Lorente de 3ºB para el Pasaporte Cultural

David Guirao

La exposición a la que acudí el pasado 3 de febrero se localizaba en el emblemático edificio de La Lonja. La exposición contenía 7 espacios y una sala audiovisual. A lo largo de todas las salas podías descubrir la cantidad de artistas aragoneses que tenemos tales como David Guirao, José Luis Cano, Alberto Gamón o Ana Lóbez. Cada sala contenía unos cuatro autores con la descripción de los mismos y la selección de sus mejores obras muy diferentes unas a otras marcando un estilo propio y único. Todas ellas tenían algo en común, habían sido creadas para ilustrar libros que en algunos casos eran suyos como es el caso de Miguel Ángel Pérez Arteaga. Además al ser todos procedentes de la capital o haberse criado aquí la mayoría de sus obras están inspiradas en alguna parte de la ciudad o en algo sucedido ella. Además de ilustraciones había un apartado con las esculturas que el artista Javier Solchaga había realizado a base de objetos cotidianos. En la sala de audiovisuales se reproducían entrevistas a los autores, algunas preguntas me parecieron muy curiosas, como si es necesario ser solitario para ser ilustrador. También había un espacio con algunos de los libros que contenían los dibujos expuestos y otra zona con algunas de las portadas dibujadas entre las que se encontraba la portada del libro que Alberto Gamón ilustró para Alguien habló de nosotros, de Irene Vallejo, que estamos leyendo este curso en Ciudadanía.

El emplazamiento,  el palacio de la Lonja, era un sitio perfecto para llevar a cabo una exposición tan nuestra. La exposición me sorprendió para bien porque no pensé que fuera a ser así. Me sorprendió cómo contrastaban los estilos de unos artistas con otros y cómo unos tenían un trazo tan fino y perfeccionado y otros mostraban la complejidad de lo sencillo. Los dibujos que más me gustaron fueron los de David Guirao, un autor que tiene muchísimas obras y que, entre otras, ha dibujado las portadas de “El secreto del galeón”, “El secreto del espejo” y “El secreto de la esfinge” de Ana Alcolea; también una edición de “La Celestina” de Fernando de Rojas. Tiene un estilo súper personal e inconfundible de la figura humana. Además, me gustó mucho la portada de “El niño cubito de hielo, no puede secarse el pelo” y los dibujos de Javier Hernández en “El tango de Doroteo”.

Ana Lóbez

Para terminar, puede ver  que nuestra profesora de plástica Ana Lóbez también tiene expuestos sus dibujos sobre el libro “El agujero” de Daniel Nesquens. Estos se salen de lo tradicional y muestran otra visión de la historia.

Una exposición que sin lugar a dudas merece la pena visitar y disfrutar con cada obra.

Irene Lorente 3ºB

ALGÚN AMOR QUE NO MATE, de Dulce Chacón

LAURA BASCUAS, alumna de 2º de Bachillerato, nos deja la reseña de la novela de Dulce Chacón Un amor que no me mate.

“Hay veces que los corazones se rompen de verdad”

Nada más leer las primeras hojas del libro se presenta la historia de un matrimonio. Se muestra el comienzo de la pareja, alternando con la vida presente, en el que el amor matrimonial está mustio. Desconocemos el nombre de la protagonista, sin embargo, de forma paralela nos introducen a la historia de Prudencia. Esta, junto a su gris carisma, está envuelta en un halo negro del que no puede salir. Nuestra protagonista se encuentra respaldada por Prudencia, quien protesta para sí misma acerca de su matrimonio, de una forma casi idéntica a la del personaje principal.

Dando un paso más, se cruza un umbral imperceptible en la obra y la trama se torna completamente diferente. Aparecen actitudes machistas que someten a la protagonista, hasta llegar a límites insospechados. El autor, presentando los pensamientos de la protagonista, nos muestra como la conducta tirana es aceptada por la mujer, quien actúa como sumisa.

Llegado a un punto, la situación de Prudencia y la protagonista es idéntica, de modo que no se diferencian, hasta el desenlace, quienes corren el mismo final.

En lo que a mi opinión respecta, el libro no es demasiado largo, pero la trama es muy intensa. Hay una escala de comportamientos en el matrimonio: desde simples quejas, hasta amenazas, que culminan en maltrato.

La obra refleja a la perfección la situación de muchas mujeres en el mundo. Resulta triste ver cómo se somete a su marido, dejando atrás a sus seres queridos y sus pasatiempos favoritos, hasta quedarse en casa.

Más que triste, resulta asqueroso. Lo vergonzoso del asunto, es la sumisión en la que está envuelta la mujer, teniendo que disculparse por comportamientos cuya única solución sería romper el “matrimonio”.

El libro es una bomba de realidad, estalla en pedazos clavándose en la protagonista. Había solución, pero ya sería tarde…